Los Vecinos de Chernobyl: casas sin gente, gente sin casa

En Jalisco, y particularmente en Guadalajara, hay casas sin gente y gente sin casa. Mucha.

0
17
Guadalajara, Jalisco.

Parte I: Casas de ensueño; realidades de pesadilla…

La realidad que vive actualmente la segunda ciudad más importante de México es tan surrealista que en menos de media hora puedes pasar de los fraccionamientos más cómodos y exclusivos a un espantoso Chernóbil repleto de fincas “nucleares”, abandonadas e inseguras.

Fotografía: Pablo Toledo

Y la verdad es que no debería haber razones para ello. ¿Sabías que sólo con 250 mil pesos, tu sueño de tener casa propia puede ser una realidad? Es prácticamente lo mismo que adquirir un carro. ¿Y ya has visto cuántos de ellos hay en las calles?

Doscientos 50 mil pesos es el precio más barato por una vivienda que puedes encontrar en el Área Metropolitana de Guadalajara, de acuerdo con el mapa inmobiliario que hizo el Instituto de Información Estadística y Geográfica (IIEG).

Y esa es una noticia maravillosa si los comparas con el precio promedio de una vivienda en el área metropolitana, que es de 6 millones y medio. Así lo confirma el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, Mario Romo Alarcón.

Esas casas de ensueño existen y están relativamente cerca: en Tlajomulco, Tonalá y Zapopan. Y como Tlajomulco es donde hay una mayor oferta de vivienda, ahí se ha dado la mayoría de créditos Infonavit este año: tres de cada 10, según el delegado Ramón Gómez.

Todo bien con el precio y la ubicación, ¿no? El problema está en que Tlajomulco, por ahora, tiene muchos puntos en contra.

Por ejemplo, Tlajomulco no es sólo el municipio sede del “Chernóbil Mexicano”. Es donde se han localizado más víctimas y más fosas clandestinas, según revela el Informe especial sobre personas desaparecidas y no localizadas en Jalisco, un documento que hizo la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ).

Dicho informe detalla que, al tener una gran cantidad de casas abandonadas, Tlajomulco presenta “condiciones factibles” para inhumaciones clandestinas, las cuales, en 38% de los casos, se realizan justamente en esas fincas sin morador ni vecinos.

Y, precisamente, la vivienda deshabitada se ha disparado.

De acuerdo con el Instituto de Información Estadística, en 2005 había 28 mil casas abandonadas y para 2020 ya sumaban casi 78 mil. Casi tres veces más.

Mientras tanto, en Guadalajara hay ofertas incluso de 35 metros cuadrados, pero por los precios, comprar casa en ese municipio es prácticamente imposible.

El profesor del Departamento de Proyectos Urbanísticos del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño, José Ramón Gutiérrez Jiménez, explica que apenas la mitad de la oferta en el municipio capital es colocada, ya que los montos rebasan los tres millones de pesos.

¿Hay una razón comprensible para ello? De hecho, la hay. Guadalajara es la zona más cara de toda la República Mexicana, explica el académico de la UdeG, porque “está sobrevaluada”, y añade que de haber una intervención del Gobierno, los precios serían más bajos y una vivienda podría costar entre 500 y 800 mil pesos.

¿Te has tomado el tiempo de mirar hacia arriba? Pues además de ese incremento que has notado en las torres departamentales, el segmento de vivienda de 3 millones es el que más ha crecido.

Mario Romo Alarcón, Presidente del AMPI comentó que: 

Creció la de tres millones, es la que ha crecido. ¿Y por qué ha crecido? Por estas torres que están en toda la Zona Metropolitana aumentando y creciendo. Sin embargo, pareciera que nada más hay demanda, pero también hay mucha oferta… o si lo ponemos al revés: hay mucha oferta, pero también hay demanda, nada más que la oferta que se está dando es en torres de departamentos y la demanda es de mucho inversionista también”. 

Esos espacios de 35 metros cuadrados son para una pareja, si acaso con un hijo, reconoce la directora de Promoción de la Vivienda en Guadalajara, Otilia Pedroza.

No puede ser de otra forma. Guadalajara no tiene tierra y la poca que queda sube desproporcionadamente su costo.

Sí, ahorita el mínimo de una unidad habitacional es de 35 metros cuadrados. Estas viviendas se están pensando para una pareja, sobre todo por las áreas donde se están poniendo como son también espacios de co-living, donde la lavandería, las áreas de trabajo, son áreas comunes”.

También agregó que:

Estamos pensando alrededor de 10, 12 mil viviendas nuevas al término de la administración, desde vivienda económica también queremos que se produzca, cosa que no se ha podido producir, va a haber un apoyo, una especie de subsidio”.

El economista del Iteso, Ignacio Román Morales, añade que en Jalisco hay una paradoja porque hay quienes no pueden acceder a una propiedad por sus altos costos y al mismo tiempo hay entre 20 y 30 por ciento de vivienda abandonada en la periferia. ¿Eso qué significa? Una pésima planeación.

Hoy, Guadalajara tiene dos mercados de vivienda: uno de interés social y otro para los inversionistas.

Y entonces, ¿ya cumpliste tu sueño de vivienda? No te pierdas la segunda parte de este trabajo especial, donde abordaremos el terror de vivir lejos.

Lee el especial completo de Vecinos de Chernóbil

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here