Fotografía: Rocío López Fonseca
Guadalajara, Jalisco.

Desde hace dos años y medio, el Sindicato de Salud, armó un expediente por presuntas arbitrariedades del entonces director del Instituto Jalisciense de Cancerología, José Enrique Cabrales Vázquez, pero por la pandemia la asociación gremial bajó la presión, pero no quitaba el dedo del renglón para concretar su salida.

El secretario General del Sindicato de Salud, Sección 28, José Guadalupe Ramírez Robledo, explicó que una de las inconformidades con el desempeño de Cabrales fue un acelerador lineal para radioterapia.

“La situación fue de que el pide y desbarata un acelerador lineal que porque traía otro entonces desde que lo quitó son dos años que no se ha dado atención por esa vía y no ha llegado el otro, se está manejando en base en una bomba de cobalto exclusivamente, que es mucho más agresivo, que genera más radiaciones”.

Además, cuestionó el desempeño de la directora del Instituto Dermatológico, María del Rocío Ferrusco.

“Incluso el que más me preocupa en este momento por la actitud que tiene el directivo es el Instituto Dermatológico porque la señora directora de ahí ha generado una presión tipo terrorismo con todos los trabajadores que acuden de manera natural a prestar su servicio”.

Además, el Sindicato se quejó del director del Instituto de Cirugía Reconstructiva porque en esa dependencia quien manda es el patronato no el directivo.

“Manda el patronato, si usted va y le programan una cirugía, a usted no le pueden hacer cirugía si no pasa al patronato, el patronato le da una instrucción para que le hagan un PCR ahí mismo pero le cobraron 800 pesos, si no lo hace, no la operan”.

Ya van cuatro veces que el sindicato ha pedido la remoción. La respuesta que les da el gobierno del estado es que aguante un poco.

Pero lo peor, a decir de Ramírez Robledo, es que en el Comité Técnico de Ética permitieron que la Directora del Instituto Dermatológico tuviera acceso a su expediente, lo cual no debió suceder y terminó burlándose de las quejas de los trabajadores.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here