Guadalajara, Jalisco.

En la última semana fueron aplicadas casi 70 mil pruebas en Jalisco para detectar COVID-19, de las cuales, cuatro de cada 10 resultaron positivas.

De acuerdo con los datos de Radar Jalisco, fueron 69 mil 595 muestras, de las cuales, 29 mil 127 confirmaron la enfermedad.

En esta ola de contagios, que se distingue por la alta demanda de pruebas y saturación en el servicio telefónico para agendar citas, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco informó que el área del hospital 110, donde reciben los casos sospechosos de COVID-19, se convirtió en un Macro Módulo de Atención Respiratoria para agilizar la atención.

El doctor Jesús David Luna Santillán, quien impulsó el macro módulo, informó que habrá atención las 24 horas del día, los siete días de la semana. La capacidad es para recibir alrededor de 300 personas por cada jornada.

Las prioridades serán aquellos pacientes con enfermedades que los vuelven vulnerables frente al COVID-19.

Fuera del módulo de pruebas hay una lona con un código QR, que dirige a los pacientes a un cuestionario digital para corroborar si tienen síntomas asociados a COVID-19 y si requieren asistencia médica o, si son casos leves, pueden tramitar el Permiso Covid 3.0.

En el módulo hay que pasar por un filtro donde el personal de salud hace una primera evaluación, de cumplir con la definición de caso sospechoso de COVID-19, y si el médico lo determina, procede la toma de muestra.

El siguiente paso depende del resultado: si es negativo, la persona es enviada a su domicilio; en caso contrario, se le hace una evaluación clínica con toma de signos vitales que le permitan al médico determinar si el usuario requiere únicamente aislamiento mediante incapacidad o directamente un abordaje hospitalario.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here