operativo invernal
Fotografía: Violeta Meléndez
Guadalajara, Jalisco. 

Debido a que está presente el fenómeno de la niña en el Pacífico que supone un descenso de la temperatura y aunado con la pandemia de covid-19 podría traer condiciones críticas para la salud, el secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Sergio Graf Montero, advirtió que su dependencia prepara un agresivo operativo invernal para evitar episodios graves de mala calidad del aire.

En entrevista, el funcionario declaró que la estrategia de este año irá sobre el control de las quemas agrícolas, la pirotecnia y la suspensión temporal de la actividad ladrillera desde el 15 de diciembre al 15 de enero, además de otras medidas que buscan reducir los riesgos a la salud por episodios de contaminación atmosférica.

“Tenemos un fenómeno, una anomalía climática de menos uno y menos dos grados en el fenómeno de la niña y vamos a empezar a tener frentes fríos e inversión térmica, la otra es que nuestro programa de contingencia invernal pues sea más agresiva, en vigilancia y sanciones, todo”.

El secretario aseguró que para no afectar económicamente a los ladrilleros del Área Metropolitana de Guadalajara con la suspensión de sus actividades se tienen programas de compensación a través del DIF, y adelantó que se va a seguir una ruta con este sector para que eventualmente no haya quema de ladrillo dentro de la zona conurbada.

“Es un problema social muy fuerte que no se resuelve con un parque ladrillero, porque está totalmente irregular (…) Es un sistema que requiere una ingeniería no solamente legislativa, no solamente tecnológica, sino social y necesitamos trabajar en ese tema y tenemos un gran problema que no está fácil de resolver, pero tenemos que caminar en el sentido de que dentro de la zona conurbada del ÁMG no debe de haber quema de ladrillo”.

Al ser las quemas agrícolas otra fuente importante de contaminación en los alrededores de la ciudad, Graf Montero adelantó que hay trabajos con los productores de caña del valle de Tala para que en un plazo de dos años erradiquen la práctica de la quema y beneficie de manera directa la calidad del aire en Guadalajara, particularmente en época invernal.

Violeta Meléndez