Madres de desaparecidos
Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Como un día de lucha y para recordar que siguen en búsqueda ante la inacción y omisión de autoridades, así definieron las madres de desaparecidos este 10 de mayo.

Desde ayer llevaron a cabo diferentes acciones en Guadalajara para evidenciar el tamaño de la crisis y la barbarie que vive Jalisco en materia de desapariciones con más de 12 mil 500 personas en esta condición.

Ayer desde las 10 de la mañana se concentraron en la Glorieta de Las y Los Desaparecidos paracomenzar con una pega de mosaicos de las fichas de búsqueda de sus hijas e hijos. El monumento quedó tapizado con estas imágenes a su alrededor. El objetivo, según las madres, es que ya queden de forma permanente los rostros de sus desaparecidos, no solo en lonas que muchas veces quitaban o se maltrataban.

Para ellas, también es una forma de llamar a la sociedad y el gobierno a ser empáticos, que puedan darse cuenta de la magnitud de familias destrozadas en Jalisco por cada desaparición.

Al concluir partieron en una manifestación hacia Casa Jalisco a fin de recordarle al gobernador, Enrique Alfaro que no tienen nada que celebrar y aún esperan a sus hijos e hijas desaparecidas.

“Alfaro, todas las madres, un día antes del 10 de mayo te venimos a pedir justicia por nuestros hijos, ve el llanto tan profundo que tenemos, la fecha que se acerca que jamás olvidaremos, aquí estamos presentes todas las madres con el dolor tan grande que traemos. Eric y todos los desaparecidos quieren justicia, justicia para todos”, expresó la mamá de Eric, un joven desaparecido.

Desde Casa Jalisco no hubo ninguna respuesta, al contrario las recibieron con un recinto doblemente protegido por vallas metálicas, las que usaron para colgar fotografías de sus desaparecidos, también lo hicieron en los árboles que están frente a Casa Jalisco y en las jardineras.

Por la tarde, el colectivo Por Amor a Ellxs estuvo en el mural de Hasta Encontrarles, ubicado sobre Avenida Federalismo, entre Morelos y Pedro Moreno, para actualizar la lista de sus desaparecidos y llevar a cabo una velada.

En un pronunciamiento, recordaron que hay más de 12 mil madres en Jalisco a quienes abruptamente les arrebataron lo que más quieren y se han tenido que enfrentar a la indolencia de instituciones, pues como en anteriores gobiernos, en este tampoco ven un cambio.

“Al igual para los anteriores gobernadores, las víctimas no existimos, en su gobierno hemos visto una Fiscalía que no solo es ineficiente para investigar los delitos de desaparición forzada y llevar a los perpetradores a la justicia sino que ha cometido frente a nuestra cara con plena impunidad ese delito, como ocurrió el pasado 5 de junio ante las manifestaciones por la ejecución extrajudicial de Giovani López”, expuso Martha Icela Morales, integrante de este colectivo.

Reclamaron recortes de presupuesto a la Fiscalía de Desaparecidos, la cual tiene a ministerios públicos con cargas de 500 expedientes por cada uno, que la Comisión Local de Búsqueda tenga apenas nueve pesos diarios para hacer sus labores, y un incremento de apenas 20 por ciento al presupuesto del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), cuando tienen el dato que en promedio ingresan 20 cuerpos diarios.

Fatima Aguilar