Guadalajara, Jalisco. 

El proceso de asignación de 1,484 concesiones de taxis a conductores con 10 años de antigüedad, ha sido transparente y justo, advirtió Jesús Salazar Álvarez, presidente de la Unión de Taxistas Económicos de Jalisco (UTEJ). Sin embargo, el representante gremial solicitó al gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, que se incluya a otros 410 choferes de autos de alquiler, quienes acreditaron la misma antigüedad, pero ya no alcanzaron permisos.

Salazar Álvarez dijo que la ciudad requiere mayor número de taxis, en la periferia de la ciudad, pues en esas zonas no hay sitios, ni servicio para los pobladores.

Sobre la competencia entre taxistas amarillos y autos de las Empresas de Redes de Transporte (ERT), Jesús Salazar pidió al titular del Ejecutivo, que se exijan las mismas condiciones a ambos grupos, pues a los operadores de Uber o Cabify, no se les capacita ni se les aplican pruebas antidopaje.

Para la Unión de Taxistas Económicos de Jalisco, el único punto a señalar en el proceso de entrega de permisos a los conductores de taxis, es que fue lento el mecanismo, pues se tardó justo un año. Este jueves, se realizará el acto formal de entrega de las constancias a cada uno de los 1,484 taxistas que comprobaron 10 años.

Ignacio Pérez Vega