Fotografía: ITESO.
Guadalajara, Jalisco.

Antes de que inicien los repartos de cuotas desde el Congreso de Jalisco en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) exige que el proceso de selección del próximo presidente de ese organismo sea público, transparente y apegado a la ley.

La Universidad Jesuita no sólo insta a la LXIII Legislatura a llevar a cabo un proceso limpio, sino que considera “indispensable” que la o el próximo ombudsperson sea “el más competente y que cuente con toda la autoridad moral que exige el cargo”, y que:

“pueda trabajar al margen de acuerdos o conveniencias políticas, a fin de servir del mejor modo a los intereses de la población”.

El ITESO considera fundamental que la evaluación de los 29 perfiles que buscan presidir la CEDHJ se conduzca con seriedad, criterios claros y tiempos suficientes. Y no queda ahí, pues pide a los diputados que “se precisen cuáles serán los mecanismos de participación ciudadana contemplados, y que el proceso, en todas sus etapas, sea oportunamente difundido para el conocimiento de la sociedad”.

Afirma que el proceso es particularmente importante debido a la “grave crisis en materia de derechos humanos” que vive Jalisco.

“Por ello, este proceso de elección reviste una importancia especial, pues quien quede al frente de la CEDHJ deberá hacerse cargo de una responsabilidad central en la vida pública de nuestro Estado, afligido por la violencia, la inseguridad, la impunidad y la corrupción. Confiamos en que nuestras diputadas y nuestros diputados estarán a la altura de esta tarea y que la elección transcurrirá sin incidentes”.

Concluye que la Universidad observará y documentará cómo se actúa desde el Legislativo estatal, pero no sólo en este sino en todos los procesos que sigan, “como la selección de integrantes, asignación de presupuestos y seguimiento a las glosas”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here