Museo de Ciencias
Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Ante el recorte presupuestal de 140 millones de pesos al Museo de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara (UdeG), desde el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ) se hizo una petición al Gobierno estatal para no minimizar la ciencia ni la educación, y reconsiderar esta decisión.

El coordinador de este organismo empresarial, Rubén Masayi González Uyeda, consideró que la asignación de recursos a la salud y a la ciencia no se debe poner en disputa. Por eso, se debe analizar de qué otra partida pueden salir los fondos para la obra del Hospital Civil de Oriente en Tonalá. El crédito a largo plazo de seis mil 200 millones de pesos, dijo, puede ser una opción.

“Pero bueno, el crédito fue para obra pública y, bueno, pues considerando al hospital como obra pública, pues podrá salir de ahí. Habrá que ver de qué otros renglones podemos obtener parte del recurso. Puede ser de dos o tres renglones donde se pueda obtener, pero sí pedimos encarecidamente que, a la ciencia, que al desarrollo, que a la innovación, pues no se le reste”.

Le recordó al Gobierno estatal que, de por sí, la ciencia siempre es la más castigada en los presupuestos gubernamentales y a la que menos se le destina recurso, cuando socializar conocimientos científicos ayuda a enfrentar emergencias de salud como la pandemia de Covid-19 y combatir desinformación como la negación a vacunarse o al uso de cubrebocas. Y en ese sentido, subrayó que espacios como este museo son fundamentales.

“No tenemos un referente aquí en Guadalajara, en Jalisco, pues es de suma importancia que lo hagamos, porque en los países donde existe un museo de ciencias se genera dentro de la sociedad un aprendizaje, información sobre la ciencia. Socializar el tema de la ciencia para nosotros es muy importante”.

Destacó la colaboración de la UdeG durante la pandemia, al dar la pauta para tomar acciones basándose siempre en criterios científicos.

Finalmente, el líder de los industriales pidió unidad entre el sector empresarial, las universidades, la sociedad y el Gobierno para seguir con la atención de la pandemia.

Fatima Aguilar