ISSSTE desmiente
Imagen: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Una día después de que el médico Benjamín Muñoz Castañeda y trabajadores de mantenimiento del Hospital Regional “Valentín Gómez Farías”, denunciaran la muerte de cuatro pacientes, al ocurrir un apagón y que la planta de emergencia no entró en servicio, la directora del nosocomio, Miriam Rubio Robles, desmintió la información.

En una conferencia de prensa virtual, la doctora Miriam Rubio reconoció que hubo un apagón el domingo pasado a las 18:57 horas y que una planta de energía eléctrica falló, pero que los ventiladores y los monitores de los enfermos del área Covid-19, tienen soporte con baterías hasta por tres horas, por lo que “es falso” que alguien haya muerto por la falla en el suministro de energía eléctrica.

La directora del Hospital del ISSSTE admitió que el domingo y en las primeras horas del lunes, hubo tres enfermos que murieron, pero en horarios diferentes a cuando se registró el apagón. Uno murió a las 19:40 del domingo y los otros dos perdieron la vida a la 1 de la madrugada del lunes 22.

De los tres pacientes que fallecieron, dos padecían Covid-19 y otro fue por una enfermedad renal.

“Hubo desgraciadamente tres fallecimientos ese día domingo. Uno de ellos en paciente con enfermedad no Covid, sino enfermedad renal y dos pacientes con enfermedad Covid. Sin embargo, estos dos pacientes que fallecieron no tuvieron fallo en los ventiladores, eso, en la investigación que estamos realizando, no hubo ningún error”, explicó. 6.45

A pregunta hecha sobre si estaba dispuesta a que se abriera una investigación sobre lo ocurrido el domingo 21 de junio, la funcionaria dijo que ya se abrió una indagatoria interna, que incluye a todos los trabajadores, entre ellos los directivos y los trabajadores que hicieron públicas las denuncias sobre la muerte de cuatro pacientes.

“Como representante de esta Unidad rechazo rotundamente las declaraciones mal intencionadas del personal que intenta desprestigiar a este Instituto y a la invaluable labor que está desarrollando en esta pandemia, reiterando que se trabaja día a día con transparencia, respeto y profesionalismo, para brindar un servicio de salud con la mayor calidad posible”, dijo.

Sin dar detalles, Miriam Robles afirmó que hay algunas personas interesadas en “afectar” la imagen del Hospital y del ISSSTE, por motivos políticos.

Ante las quejas de los propios trabajadores, de que no se le da mantenimiento a las plantas de energía eléctrica, la doctora Rubio respondió que se contrató a una empresa externa para dar ese servicio a las plantas, e incluso se rentó equipo para mantener la energía eléctrica del Hospital en todo momento.

El Hospital del ISSSTE se reconvirtió y tiene 110 camas para enfermos de Covid-19. En este momento hay 23 pacientes en esa área. Cuando ha habido más pacientes, se han ocupado hasta 35 camas.

Ignacio Pérez Vega