Guadalajara, Jalisco.

Con una deuda de casi un millón de pesos por laudos, y un presupuesto limitado, el Ayuntamiento de Hostotipaquillo no sólo enfrenta el colapso financiero, sino la amenaza a su alcalde ser suspendido, luego de que la Comisión de Gobernación le notificó que será suspendido en caso de no pagar salarios caídos e indemnizaciones a empleados despedidos injustificadamente por sus antecesores.

Ante tal situación, el alcalde Luis Alberto Camacho Flores, señaló que de pagar estas cantidades, significa dejar de brindar servicios

Y ante la amenaza de suspenderlo de su cargo como presidente municipal, dijo que si no ha podido pagar es porque no hay de dónde obtener recursos adicionales.

Sin embargo a pesar de haber pagado ese millón, sigue pendiente otro millón. Por ello, solicita un apoyo financiero extraordinario del Gobierno de Jalisco.

Julio Ríos