Guadalajara, Jalisco.

Para Reyma, la empresa más grande de desechables de México, la prohibición del uso de los popotes como se propone en Jalisco, es la medida más cómoda para combatir la contaminación.

El director comercial de esta compañía, Moisés Jiménez aseguró que sería más efectivo fomentar una nueva cultura, en la que se recicle el plástico para reducir su impacto al medio ambiente.

De acuerdo a la iniciativa de reforma a la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico, y a la Ley de Protección al Ambiente promovida por Movimiento Ciudadano (MC), se prohibiría el uso del popote en Jalisco a partir del próximo año.

En 2019 se apercibiría a los comercios incumplidos y hasta 2020 se impondrían multas por el uso de este artículo. La industria restaurantera aprueba la medida y algunos establecimientos ya no ofrecen popotes a sus comensales.

El director comercial de Reyma recordó que el origen del uso del popote es la higiene para no tocar las boquillas de las botellas, pero después puede reciclarse.

Aseguró que las empresas de artículos desechables han sido satanizadas, sin conocerse qué hay detrás de la fabricación de estos productos.

Con el avance estas propuestas, Reyma tiene dos líneas en peligro: el popote y bolsa de plástico, el otro artículo que está en mira para ser regulado.

Georgina García Solís