Fotografía: Gobierno de Jalisco.
Guadalajara, Jalisco.

La salud de muchos pensionados del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) se va mermando cada vez que acuden a las farmacias del organismo para exigir que les entreguen sus medicamentos, y reciben la misma respuesta: no hay en existencia.

Cada vez con más constancia, la respuesta es negativa y regresan a su casa con las manos vacías. Pero la molestia crece al saber que el dinero de su jubilación es utilizado para invertirse en proyectos inmobiliarios, mientras que ellos tienen que costearse sus medicinas.

Este desabasto, refieren, se ha acrecentado desde los últimos tres años. Eufrosina Rodríguez se dice “arrepentida” por haber tomado la peor decisión para su jubilación.

El lento andar de los pensionados en las farmacias del Ipejal normalmente suele ser en vano, ya que con su pensión tienen que comprar las pastillas que no recibirán pese a que es un derecho adquirido.

La molestia y la frustración aumentan al saber de los malos manejos que el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco ha sufrido en los últimos años, y los desfalcos por más de dos mil millones de pesos al invertir en empresas de riesgo como Abengoa y Transporte Marítimo Mexicano (TMM).

Iván De León Meléndrez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here