edificio Plaza
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se deslinda de los daños en el Hotel One y en el edificio Plaza en su conjunto.

Mediante un comunicado, la dependencia federal informó que en julio de 2018 se realizó un dictamen estructural por especialistas particulares y de la Universidad Autónoma de México (UNAM), en el que se concluyó que las grietas del inmueble se deben a la “saturación del suelo por descargas de aguas negras del edificio”, por lo que el daño no está vinculado a la construcción del túnel y la estación Guadalajara Centro de la Línea 3 (L3) del Tren Ligero.

La SCT dijo que en septiembre de 2019 informó de la situación al Ayuntamiento de Guadalajara, en concreto a la Dirección de Protección Civil y Bomberos, y también a la Unidad de Protección Civil del Gobierno de Jalisco.

Lo que se notificó a las autoridades municipales y estatales es que el edificio Plaza se encontraba en “estabilidad precaria” antes de las obras subterráneas de la Línea 3.

El edificio Plaza se comenzó a construir en 1952 y fue concluido en 1958, por lo que tiene ya 63 años de existencia.

De acuerdo con el dictamen estructural solicitado por el Hotel One, de fecha 9 de julio de 2018, elaborado por el doctor en ingeniería Juan Jesús Aguirre Herrera, se señala claramente que la causa más probable del agrietamiento del edificio se debe a los asentamientos derivados de la saturación del suelo, provocada por las descargas negras del propio edificio.

Según el peritaje, se descarta que las obras de la Línea 3 sean la causa directa de las fisuras que aparecieron en el inmueble. Los estudios que realizó el Instituto de Ingeniería de la UNAM incluyen la revisión de la estabilidad de la cimentación del Hotel One y las condiciones en las que se encontraba la estructura del edificio.

Ambos estudios fueron entregados a la SIOP el 15 de mayo de 2019, mediante el oficio número 4.3-640/2019. Ahí se informó que es necesario tomar acciones para atender el riesgo que tiene el hotel, especialmente ante un sismo.

Después de ello, la SCT solicitó que se rehabilitará la estructura y cimentación del Hotel One y que se tomen las medidas necesarias para asegurar la integridad de los empleados y huéspedes.

La dependencia federal recordó que el edificio fue “recortado” con la ampliación de la Avenida 16 de Septiembre y modificado internamente para que funcionara como hotel. Además, le agregaron tres niveles en la parte frontal “sin el reacondicionamiento de su estructura”.

Ignacio Pérez Vega