CUCS
Fotografía: UdeG
Guadalajara, Jalisco.

La creación del Laboratorio de de Diagnóstico de Enfermedades Emergentes y Reemergentes, a través del cual se realizaron las pruebas de detección de SARS-CoV-2 del programa Radar Jalisco, la suma de decenas de voluntarios que se movilizaron a las diversas regiones para apoyar en la aplicación de vacunas contra el virus causante de la actual pandemia y la conformación de la Sala de Situación en Salud, fueron parte de los principales resultados reportados en el segundo año de actividades del rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Francisco Muñoz Valle.

“La pandemia por covid-19 mostró la pertinencia y relevancia social de seguir impulsando el desarrollo científico y tecnológico en el ámbito de las ciencias de la salud en ese sentido, con el apoyo del Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), en el CUCS se puso en marcha el Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades Emergentes y Reemergentes, La DEER, primero de 10 laboratorios de biología molecular en la red que abrieron sus puertas a la comunidad universitaria y a la población más vulnerable para realizar pruebas de diagnóstico te covid-19”.

Durante su informe, al que asistieron como representantes del gobierno estatal, el secretario de Salud y la titular de la Coordinación General Estratégica de Desarrollo Social, Muñoz Valle destacó la pertinencia de este centro temático en la formación de más profesionales de la salud que en este último periodo, han incrementado su preparación de alta especialidad, para muestra, la ampliación de profesores investigadores reconocidos por el padrón nacional y la actual espera de tres patentes en materia de tratamientos contra el cáncer y la detección de accidentes cerebro vasculares, así como también la ampliación de la matrícula que durante 2020 y pese a las vicisitudes de la pandemia, logró un aumento del 4 %.

A la rendición de resultados de la gestión del rector del CUCS, también acudió el Rector General de la UdeG, Ricardo Villanueva Lomelí, quien se congratuló de formar parte de una red universitaria que se transformó en una red de vacunación para todo el estado de Jalisco, una trabajo que junto con la gestión de la pandemia en equipo con el Gobierno del estado, le provocó a la entidad ser destacada por su óptimo manejo de la emergencia sanitaria.

“El despliegue de extensión que tuvo este centro este año realmente es admirable. La Universidad tenía dos opciones el 17 de marzo del año pasado irnos a nuestras casas y dar clases a la distancia y cerrar la universidad o irnos a dar clases y poner toda la universidad al Servicio del Estado de Jalisco y del estado mexicano para que pudiéramos enfrentar una de las crisis sanitarias más importantes de las últimas décadas y del siglo, y decidimos por lo segundo decidimos ser un actor que pusiera todas sus capacidades al servicio de la sociedad jalisciense”.

El Centro Universitario de Ciencias de la Salud tiene entre sus estudiantes una mayoría de mujeres con el 64 % del total de alumnos, de ahí la relevancia del llamado que hizo el rector general para que todos los trabajadores, administrativos y académicos, así como el grueso del alumnado, se capaciten y conozcan a fondo los nuevos reglamentos y protocolos de atención, detección y prevención de situaciones de acoso y violencia de género.

También hizo un llamado a regresar a las aulas con empatía y solidaridad hacia los alumnos que puedan regresar con rezagos y con severas afectaciones emocionales derivadas del confinamiento y las pérdidas por la pandemia.

Por cierto que en el CUCS, a modo de solidaridad, en el ciclo escolar 2020-B se condonó el pago de aportaciones especiales a 16 mil 425 estudiantes y otros 362 recibieron la condonación del pago de matrícula.

Al finalizar su informe, José Francisco Muñoz Valle le entregó a nombre de toda la comunidad del CUCS, un reconocimiento al rector general de la UdeG por comandar todos los esfuerzos desplegados de la casa de estudios para la atención de la pandemia por más de 14 meses.

Celia Niño