Fotografía: Medio
Guadalajara, Jalisco.

Una forma de prevenir enfermedades es hablar del tema y para eso, el cardiólogo que es delegado en México de la Fundación Salvando Latidos, Manuel Gaxiola, explica lo que debemos saber a lo largo de la vida en materia de salud.

“A los 10 años un niño debe saber comer, a los 10 años un niño debe saber que hay comidas de fiesta y que hay comidas del día con día y que las sustancias como o alcohol y drogas están mal. A los 10 años un niño o niña deben saber sobre enfermedades de enfermedad sexual, si quieres no con mucha profundidad, pero deben de saber que la salud sexual es importante, que no los deben tocar si ellos no quieren, que va a haber cambios”.

A esa edad hay que tener claro que la vida cambia y en cada cambio se gana algo y se pierde otra cosa.

“A los 20 años debes tener muy claro, cuáles son las prioridades, básicamente de qué te vas a morir, debes saber a los 20 años que si no estamos en una guerra te vas a morir del corazón o de cáncer, son las principales causas de muerte en nuestro país y saber que esas muertes van a venir por diabetes, por hipertensión o o por tabaquismo y saber, que entre los 20 y los 30 años debes apostar todo a una buena salud, a un buen ejercicio y a buena dieta”.

Así que a esa edad no deberías apostar a las pastillas para tener buena salud.

“De los 30 a los 40 años, debes tener muy claro, quién es tu familia y quién eres tú y saber cuáles son las enfermedades que podrías tener ya en tu contexto. Si tu mamá tuvo cáncer de mama a los 50 años, probablemente tú deberías empezar desde los 30, 40. Si tu papá se murió a los 55 años de un infarto, pues probablemente se empezó a gestar desde los 30. Entonces, entre los 30 y los 40 años deberías preocuparte por detecciones: detección de diabetes, detección de hipertensión”.

Entre los 40 y los 60 tu meta es estar en control de riesgo cardiovascular, para ello, la base son medicamentos, alimentación y ejercicio. A esa edad hay personas que pueden aprender sobre lo que has pasado y cómo lo pueden hacer mejor.

Conforme avanzan los años se trata de evitar que te lleven a vivir a casa de los hijos y rolar cada mes, que tu familia te diga qué cocinar o que un desconocido tenga que cambiarte en la noche.

Si quieres mantenerte como una persona móvil y lúcida hay que controlar los fármacos y tratar de evitar la necesidad de hospitalización porque en cada internamiento el regreso a casa significa mayor dependencia de cuidados, dijo el especialista.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here