Guadalajara, Jalisco.

El gobierno de Jalisco con el apoyo de organismos de la sociedad civil anunció que realizará la Campaña “Compartimos Camino”, con el propósito de prevenir los accidentes viales, sobre todo, que se reduzcan las víctimas entre peatones, ciclistas y motociclistas, quienes son los más vulnerables en las calles.

Saúl Alveano, director de Seguridad Vial de la Secretaría de Transporte, informó que en Jalisco, cada año se registra un promedio de mil 259 decesos por accidentes de tráfico.

De esa cifra, 65% corresponde a peatones, ciclistas y motociclistas, explicó.

“Realmente no estamos inventando el hilo negro. Nos estamos basando en los factores de riesgo que también publicó la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que habla del factor de velocidad como principal causa de muerte; no el exceso de velocidad como usualmente se relata, el no uso del cinturón de seguridad, el no uso de sistemas de retención infantil, no usar casco y conducir bajo los efectos del alcohol”, precisó.

En la campaña para crear conciencia participan la Secretaría de Transporte, la Comisaría de la Policía Vial, la Agencia Metropolitana para la Movilidad y las direcciones de Movilidad de los Ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco.

Jesús Carlos Soto, director de Movilidad de Zapopan, dio a conocer que 80% de las personas que mueren en las calles, se debe a accidentes registrados en el cruce de las arterias. Por ello, es necesario que se rediseñen decenas y decenas de cruceros.

“Rediseñamos las intersecciones porque sabemos que ahí se concentra cerca de 80% de los accidentes en la ciudad y llevamos a cabo permanentemente proyectos de señalización vial, haciendo valer la visión de ciudad que todas y todos queremos para que nadie corra riesgos por el simple hecho de moverse en la ciudad”, dijo.

Por parte de la sociedad civil, Débora Semadeni, presidenta del colectivo “Por Amor Abróchalos”, que promueve el uso del cinturón de seguridad y las sillas portainfantes, señaló que ellos promueven que más calles y avenidas se conviertan en “zonas 30”, esto es, que no pueda excederse el tope de 30 kilómetros por hora-

“Nos sumamos a esto de compartir el camino, de tratar de platicar con la sociedad civil desde nuestras trincheras, sobre le percepción del riesgo, sobre como la velocidad mata y como al final ustedes como gobierno tienen su trabajo”, indicó.

El lanzamiento de la campaña para reducir accidentes de tráfico, forma parte de la Sexta Semana Mundial por la Seguridad Vial, que promueve la ONU.

Ignacio Pérez Vega