Fotografía: Héctor Navarro
Guadalajara, Jalisco.

Como ya es una tradición de año con año, una fuerte lluvia cayó la noche de este 15 de septiembre y empapó a los asistentes que fueron a disfrutar del concierto de Pepe Aguilar en el marco del Grito de la Independencia en el Centro Histórico de Guadalajara.

Tras dos años sin celebración, primero por las obras de la Línea 3 del Tren Ligero, y después por la pandemia, se realizó la verbena en el primer cuadro de la ciudad en donde según cifras del Gobierno del Estado se reunieron a 75 min personas.

Las actividades de las fiestas Patrias comenzaron a las 18:30 horas con el mariachi “Los Texcues” en el escenario de Plaza Liberación.

A las 19:00 horas tocó el turno del ballet folclórico de Guadalajara, y al terminar, el Mariachi Internacional CHG de Gamaliel Contreras Huerta.

Al filo de las 21:00 horas comenzaron a caer las primeras gotas para minutos después dejarse sentir una fuerte lluvia que obligó a buscar refugio a los presentes.

Fueron cerca de 15 minutos donde la constante y abundante lluvia dejaba pensar si el festejo podría realizarse.

Alrededor de las 21:30 horas la precipitación cedió y Pepe Aguilar, tras el escenario y sin dejarse ver, tomó el micrófono y aseguró que él y todos sus músicos no se irían sin cantar, pero que tuvieron paciencia ya que primero tenían que secar el escenario para evita cualquier accidente.

Así pues, poco después de las 21:45 el hijo de Antonio Aguilar subió al entarimado y dejó escuchar sus más grandes éxitos.

Héctor Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here