viviendas abandonadas Jalisco
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

En Jalisco hay 20 mil viviendas abandonadas. Algunas, en el municipio de Tlajomulco han sido utilizadas para enterrar cuerpos y otras están ocupadas por paracaidistas.

Este problema “heredado” por gobiernos anteriores, debe ser incluido en el Plan Nacional de Vivienda 2018-2024, advirtió Antonio Rocha Santos, presidente de la Academia Mexicana de Desarrollo Urbano AC.

Algunos de los fraccionamientos con mayores problemas de falta de servicios inundaciones y alejados de la ciudad son La Azucena (El Salto), Los Silos (Tlajomulco) y Los Ruiseñores (Tala).

“La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) reconoce que hay 5 millones de viviendas abandonadas en todo el país. En Jalisco son 20 mil viviendas. Estas cifras significan muchos miles de millones de pesos. Por ejemplo, de 20 mil viviendas son $2 mil 400 millones. Imagínense lo que significa tener inactivos los recursos que se ejercieron para construir 5 millones de viviendas”, subrayó.

Por su parte, Silvia Margarita Ortiz, integrante de la Academia Mexicana de Desarrollo Urbano AC, señaló que no puede darse una solución única para las casas abandonadas, ya que cada territorio es diferente. Lo que sí planteó es que el tema debe ser resuelto en forma integral por diversas disciplinas profesionales.

“Hay que verlo desde una perspectiva multidisciplinaria, esto es, integrar en esta Política Nacional de Vivienda que se está elaborando, a todos los sectores que tienen experiencia en la elaboración de estos instrumentos de planeación”, dijo.

El tema será abordado en el foro “Problemática de la vivienda de interés social en el Área Metropolitana de Guadalajara”, a efectuarse en el auditorio Carlos Ramírez Ladewig del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), campus La Normal, el próximo martes 9 de abril, a las 10:00 horas.

Se hizo una invitación para que colonos, arquitectos, sociólogos o abogados, acudan al foro y hagan propuestas sobre las viviendas abandonadas y otros asuntos.

Ignacio Pérez Vega