residuos electrónicos
Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco. 

Jalisco produce anualmente más de 82 mil toneladas de residuos eléctricos y electrónicos. Su inadecuado desecho puede generar problemas a la salud a habitantes, pues de estos, alrededor de 5 mil toneladas son consideradas como residuos peligrosos y que se encuentran en aparatos como televisores y equipo de cómputo. Así lo detalla el coordinador de proyectos COP de PNUD México, Ives Gómez.

“En 2019, de acuerdo a las proyecciones que tenemos se generaron más de 13 mil toneladas de residuos electrónicos pertenecientes a pantallas, televisores, computadoras de escritorio y portátiles, reproductores de sonido, celulares y teléfonos fijos, y se estima que cerremos 2021 superior a esas 13 mil toneladas para alcanzar más de 15 mil toneladas en 2025”.

En la actualidad, actividades como el home office y la educación en línea han provocado que los usuarios adquieran con mayor frecuencia y en mayor cantidad aparatos electrónicos lo que generará un importante impacto ambiental en la población a corto, mediano y largo plazo.

Es por esto, que se ha firmado una carta intención entre el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) para trabajar en estrategias que ayuden a minimizar los riesgos de exposición a sustancias tóxicas, por lo que se buscará implementar un programa piloto en Baja California, Jalisco y la Ciudad de México para la gestión de sistemas de recolección y manejo de residuos.

Alicia Preza