Fotografía: Fátima Aguilar.
Guadalajara, Jalisco.

Los actos de intimidación y menosprecio a la labor de las madres y familias de desaparecidos que vienen a Jalisco a realizar labores de búsqueda confirman que “el Gobierno de Jalisco ha perdido el rumbo frente al grave problema de la desaparición de personas”, advierte la Universidad de Guadalajara (UdeG).

A través de un comunicado, la casa de estudios lamentó que personal de la Fiscalía de Jalisco, así como policías municipales, trataran de impedir que mujeres de colectivos de diversos estados realizaran búsquedas de personas desparecidas en Tlajomulco.

Por ello, exhortó al gobernador Enrique Alfaro a que “cese el hostigamiento”, asuma su responsabilidad como jefe del Ejecutivo y emprenda acciones para resolver el grave problema de desapariciones que registra Jalisco, ya que se trata del Estado con más casos registrados a nivel nacional.

Además, la UdeG solicitó la intervención de autoridades federales competentes para que éstas brinden las medidas de protección necesarias a las mujeres buscadoras.

La Universidad lamentó los “resultados nulos” y que este gobierno haya optado por “ignorar y hostigar” a quienes se dedican a la búsqueda de sus seres queridos. “Estas acciones, lejos de resolver la crisis de desapariciones en el Estado, sólo agravan la situación”, acotó.

Este martes, Enrique Alfaro cuestionó la presencia de madres buscadoras de desaparecidos de otras entidades en Jalisco y descalificó sus intenciones, al argumentar que había “otro tipo de agendas” con su presencia en esta Entidad.