Fotografía: Sader
Guadalajara, Jalisco.

La titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) Jalisco, Ana Lucía Camacho informó que para este 2022 la Entidad espera producir cuatro millones de toneladas de maíz, a pesar del alza en los costos en los insumos como los fertilizantes y la falta de subsidios para los agricultores por parte del Gobierno federal.

En lo que va del año, la Sader ha recibido 15 mil solicitudes en busca de un apoyo económico para sembrar durante este temporal; sin embargo, el Estado sólo tiene la capacidad monetaria para cinco mil.

“Para todos los programas de la Secretaría tenemos aproximadamente 250 millones de pesos que le vamos a invertir. Yo espero, aproximadamente en dos o tres meses, vamos a poder estar dictaminando los que son positivos para entregarles el recurso”.

La titular de la Sader agregó que en Jalisco se tiene establecido por el FICOPREM (fideicomiso maicero) un precio mínimo a pagar a los productores, que es de 10 mil pesos por tonelada, con la finalidad de paliar el alza en los insumos.

A la fecha no se tiene un número preciso de cuántos agricultores van a dejar de sembrar para este temporal; sin embargo, la realidad del campo es que cada vez son menos los productores que ven rentable esa actividad.

“Lo que sí hemos estado viendo es un fenómeno de alternancia de cultivos por cultivos que se presentan de oportunidad porque pueden rentar la tierra; en este caso ha habido mucha sustitución con el tema del agave”.

El 70 % de la producción de maíz en la Entidad se genera en la Región Ciénega, Altos, Valles y Centro.

Históricamente, Jalisco se ha posicionado como el segundo Estado con mayor producción de maíz, y para este año se busca mantener la misma cantidad de producción.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here