ISSSTE
Fotografía: ISSSTE
Guadalajara, Jalisco. 

Anuncia el ISSSTE que ya está preparado para regresar a la nueva normalidad, implementando una escala de tres niveles de prioridad para el proceso de restablecer la continuidad de los servicios médicos a las y los derechohabientes.

La prioridad es atender de manera ininterrumpida las urgencias reales médicas, quirúrgicas y obstétricas y los servicios de soporte de vida como hemodiálisis y quimioterapias, informó el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda.

Además, en la gradual reapertura de servicios médicos que se limitaron durante la fase aguda de COVID-19, se está dando prioridad a los de mayor demanda por parte de los derechohabientes, que principalmente tienen que ver con la atención de enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, cáncer y sus complicaciones, así como la vigilancia de la mujer embarazada.

Los procedimientos se llevan a cabo basándose en la semaforización del riesgo epidemiológico por COVID para cada entidad federativa y consolidando todos los protocolos operativos de bioseguridad recomendados por la Secretaría de Salud.

De acuerdo con la Guía, en las entidades clasificadas en rojo se aplica el nivel de prioridad I, que incluye urgencias y terapias de soporte de vida, servicios que operan de hecho en todos los colores del semáforo.

En entidades color naranja se aplica el nivel de prioridad II que abarca la reactivación de 25 % de los servicios, anteponiendo los de mayor demanda entre los derechohabientes.

Mientras que en las unidades médicas radicadas en estados clasificados con riesgo COVID-19 en amarillo, el Instituto aplica el nivel de prioridad III, cuya reanudación de servicios es del 50 por ciento en Consulta Externa de Especialidad.

Rocío López Fonseca