Irán promete proteger a la población del impacto económico del coronvirus
Fotografía: AFP
Teherán, Irán.

Irán prometió el lunes proteger a la población del impacto económico de la epidemia de COVID-19, en un momento en el que el balance oficial superó los 4 mil 500 muertos en el país, el más afectado por el virus en Oriente Medio.

Las autoridades anunciaron 111 nuevos fallecimientos por coronavirus en las últimas 24 horas, con un balance total oficial de 4 mil 585 muertos en la República Islámica.

El portavoz del ministerio de Sanidad Kianouche Jahanpour indicó en su rueda de prensa diaria que hay mil 617 nuevos casos de contaminación, lo que lleva el número de casos confirmados a 73 mil 303, de los que 45 mil 983 se recuperaron.

Desde el anuncio de las primeras muertes relacionadas al nuevo coronavirus en febrero, el gobierno no decretó oficialmente el confinamiento, pero implementó progresivamente restricciones con el cierre de escuelas, universidades, mezquitas, sitios de culto, cines, centros culturales, estadios y otros lugares donde se concentra un gran número de personas.

El portavoz del ministerio subrayó la importancia de encontrar un equilibrio entre las medidas para frenar la propagación del virus y las que se han tomado para volver a encauzar la economía.

El objetivo es “la protección de la salud y de la vida de la población frente al coronavirus y sus consecuencias económicas y sociales”, declaró el portavoz del gobierno, Ali Rabii, en una rueda de prensa televisada.

Según él, “el distanciamiento [social] inteligente persigue el mismo objetivo: estableciendo un equilibrio podemos proteger la salud de la sociedad a la vez que preservamos la vida social y económica” del país.

“La prioridad se dará siempre a las políticas sanitarias”, añadió.

El presidente iraní, Hasan Rohani, anunció el 5 de abril la reapertura de empresas “de bajo riesgo” de propagación del virus con el objetivo de proteger la economía afectada por las sanciones estadounidenses.

Esta decisión entró en vigor el sábado en las provincias y debería aplicarse a partir del 18 de abril en la capital.

“La gente tiene que continuar evitando cualquier desplazamiento inútil” para frenar la propagación del virus en el país, aseguró el portavoz del ministerio de Sanidad.

Irán anunció los primeros fallecimientos por coronavirus el 19 de febrero en la ciudad santa chiita de Qom, a 150 kilómetros al sur de Teherán.

En el extranjero, algunos temen que las cifras oficiales sean inferiores a la realidad.