dengue grave
Fotografía: EFE/EPA/ Referencial
Guadalajara, Jalisco.

Con base en la planta mexicana conocida como mazorquilla o alfalfilla, del género Lupinus, investigadores del Instituto Politénico Nacional desarrollan un bioinsecticida para controlar al mosquito aedes aegypti en su fase de larva.

El objetivo es disminuir la población de hembras ya que a diferencias de los machos, se alimentan de fuente sanguínea y cuando pican a una persona enferma ellas también se infectan con el virus.

El Maestro en Ciencias, Raúl Simeón Michi Flores, explicó que la planta tiene propiedades insecticidas para el control de la plaga, de acuerdo con un estudio integral de especies mexicanas del género Lupinus a cargo de su asesora, Kalina Bermúdez Torres.

La investigadora es pionera en el estudio de Lupinus en México, quien descubrió las propiedades insecticidas y pueden ser de gran utilidad para controlar al mosquito.
Michi Flores informó que ya se obtuvieron resultados muy alentadores en cuanto a la relación por sexo ya que prevalecieron los machos sobre las hembras.

A diferencia de los compuestos químicos, el extracto de la planta es amigable con el medio ambiente, debido a que la residualidad es muy baja y su efectividad es mayor pues alcanza hasta los 35 días y tiene efectos antes de los 14 días y no a los 18 como con los insecticidas comerciales.

Los investigadores ya solicitaron la primera solicitud de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Redacción: Elizabeth Ortiz