Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Con una inversión de 12 millones de pesos, el Ayuntamiento de Guadalajara renovó las calles, banquetas y luminarias del barrio de las Nueve Esquinas, un sitio turístico donde se encuentran birrierías tradicionales, cafés, bares y la efigie en bronce, en honor del escritor Francisco Rojas González, nativo del lugar.

Las calles renovadas son Nueva Galicia, Leandro Valle, Libertad, Ocampo y Donato Guerra, donde se colocó piso nuevo y adoquín, con el tradicional mosaico Guadalajara.

La inauguración de la obra se hizo únicamente con la presencia del alcalde de Guadalajara, Ismael del Toro y el director de Obras Públicas, Francisco Ontiveros Balcázar y con la gerente del Centro Histórico, Teresa Corona.

Habla Francisco Ontiveros, director de Obras Públicas

“En esta primera etapa lo que hicimos fue transformar el entorno completamente. Cambiamos todas las banquetas que estaban intransitables. Dejamos banquetas seguras. No nos olvidamos del mosaico Guadalajara que es típico del centro de Guadalajara. Retiramos cerca de 1,700 metros cuadrados de concreto de las banquetas, colocamos 3 mil 900 metros cuadrados de nuevo adoquín, banquetas y machuelos”, explicó.

El alcalde tapatío, Ismael del Toro, dijo que el objetivo de renovar las banquetas y colocar 50 nuevas luminarias, es que los ciudadanos caminen con seguridad por el barrio tradicional.

“Estamos haciendo entrega de esta renovación del barrio tradicional de las Nueve Esquinas. Hace unos días estuvimos aquí revisando la obra. Vimos como el proyecto, no solo la transformación y el arreglo de las banquetas, sino también poder tener esa visión que le dé prioridad al peatón, a los vecinos, que genere un entorno que provoque la convivencia vecinal”, señaló.

Algunos vecinos le pidieron al alcalde que se haga la renovación de otras calles, entre ellas la de Manzano, entre Libertad y La Paz.

Ignacio Pérez Vega