Guadalajara, Jalisco.

A tres años de la exigencia de la familia de Dulce Gabriela Castañeda, para que su supuesto suicidio se investigue como feminicidio, la autoridad estatal respondió, pero con el retiro de sus tres hijos a su abuela, abuelo y tías, así como con una investigación en contra de ellos tres por una presunta sustracción de menores.

La familia ha señalado que su suicidio fue simulado, pues sufría violencia física por parte de su ex pareja y ha solicitado a la Fiscalía Estatal que se investigue cómo presunto feminicida a Gilberto Javier Olivares, empleado del Congreso del Estado con una plaza de ayudante de fotocopiador y por la que percibe más de 20 mil pesos mensuales.

Este viernes, la familia busca ser vinculada a proceso por sustracción de menores, luego que el presunto agresor los denunció, pero nunca se les notificó de ello se les detuvo el sábado pasado de manera arbitraria y con engaños.

“Estuvimos ahí en calle 14 el sábado y el sábado pasado nos ingresan a la penal. Llego mi papá, para saber por qué tenían detenida a mi papá y a mí y ahí mismo detienen a mi papá también en calle 14. Pasamos todo el sábado en la tarde, en la noche hasta que fue el juicio oral a las 11 de la mañana del domingo. Es que no nos dejaron ni hablar, no nos dejaron decir, preguntar o decirle al juez”.

En septiembre de 2019, tres meses después de la muerte de Dulce, el abuelo paterno le quitó a dos de los menores y durante una de las convivencias del más pequeño con el papá, el sábado pasado, ocurrió la detención de Ivonne en el DIF de Guadalajara.

“Me agarran, eran cinco hombres y una mujer. No me dicen nada, el motivo, el porqué o sea a jalones, a golpes y todo y me quieren subir a una camioneta y como sabemos cómo trabaja este tipo Javier. Yo por mi cabeza pensé, es un secuestró porque nunca se identificaron. No me dijeron porque o quienes eran. Entonces empiezo a gritar, me están secuestrando ayúdenme”.

El menor de cuatro años se encuentra en el Hogar Cabañas, pese a que un juez le dio la custodia definitiva a la mamá de Dulce. La denuncia en contra de ellos, se presentó pese a que nunca le negaron al padre las convivencias y siempre estuvo informado de donde vivían los padres de Dulce.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here