Fotografía: Iván de León.
Guadalajara, Jalisco.

La rueda de prensa que ofreció este martes la Fiscalía de Jalisco para dar a conocer los avances de la línea de investigación que hay en torno a la muerte de Luz Raquel Padilla fue tendenciosa, revictimizante y podría incurrir en serias violaciones a los derechos humanos, concluyó la organización Amnistía Internacional.

A través de un comunicado, la organización defensora de derechos humanos más grande del mundo lamentó las declaraciones que hizo el fiscal de Jalisco, Joaquín Méndez, pues consideró que salió a dar un informe sin tener pruebas contundentes y

“vulnerando principios como la objetividad e imparcialidad con que deben actuar las autoridades”.

Agregó que esa información “tendenciosa” y “revictimizante”, en la que el fiscal sugirió sin atreverse a confirmar que fue la propia Luz Raquel quien se habría quemado sola, carece de perspectiva de género

“y otros enfoques diferenciados como el de la niñez y discapacidad, desvirtuando otras hipótesis que apuntan a que pudo tratarse de un feminicidio y/o un crimen de odio”.

Por ello, sugirió a la Fiscalía que su investigación en torno al caso se realice con perspectiva de género, que se agoten todas las líneas de investigación (incluyendo aquellas que apuntan a que pudo tratarse de un feminicidio y/o que su asesinato fue motivado con las labores de cuidados y/o su labor de defensa de derechos humanos), y que no divulgue información sobre las investigaciones que esta dependencia realiza.

Pero, sobre todo, llamó al fiscal Joaquín Méndez a “evitar señalamientos que puedan ser estigmatizantes y/o revictimizantes y a “realizar todas las acciones conducentes a garantizar a la familia el acceso a la justicia y a una reparación integral del daño”.

Como contexto, este martes 26 de julio la Fiscalía de Jalisco ofreció una rueda de prensa en la que dijo que Luz Raquel Padilla había comprado alcohol y un encendedor, además de ventilar videos que medios de comunicación locales habían transmitido en los que se ve a Luz Raquel volteando una cámara de videovigilancia ubicada en el edificio departamental donde vivía.

Durante más de media hora, el fiscal dio a entender que la investigación sugería que Luz Raquel se había quemado sola, aunque al final no se atrevió a confirmar esa versión pues nunca se presentaron pruebas periciales y, además, reconoció que su función “no era emitir comentarios adelantados ni sacar conjeturas ni conclusiones”.

Así, Amnistía Internacional concluyó que sus declaraciones podrían derivar en diversas violaciones a los derechos humanos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here