Foro Urbano de Zapopan
Fotografía: CCIJ / Referencial
Guadalajara, Jalisco.

El Centro Cultural Universitario de la Universidad de Guadalajara (UdeG) es ejemplo de un concepto intraurbano y sustentable que reduce la brecha de desigualdad en las zonas deprimidas alrededor de su polígono.

Así lo explicó el arquitecto Héctor García Curiel, coordinador General del Foro Urbano Zapopan 2021, durante el panel “Repensar el futuro urbano”, con el cual se cerraron las actividades de este foro.

Expuso que se trata de un polígono de 176 hectáreas que, gracias a la inversión educativa y cultural de la Universidad de Guadalajara, se ha dinamizado.

“Llegó a tal nivel que ahora es el polígono intraurbano más importante de México, sobre todo con una vocación educativa y cultural. Y, precisamente a la pregunta de este panel, ¿Cómo contribuir a resolver estos temas de la desintegración social? La Universidad plantea un desarrollo a partir del eje de la educación y la cultura que tenga efectos en todo el territorio periférico a este proyecto, en el que los beneficios se reflejen en las zonas deprimidas que ahora rodean nuestro polígono”.

El maestro Mauricio de Font-Reaulx Rojas, director del Centro Cultural Universitario, comentó que este desarrollo obedece a muchas necesidades de catalizar los procesos de la ciudad, ya que las universidades públicas tienen la obligación de difundir la cultura.

“Decidimos generar, aprovechando la superficie que la Universidad recibió en los años 60 como donación del Gobierno federal. Había suficiente para luego invitar a los desarrolladores privadores para financiar los usos periféricos a lo central, que es la cultura, y eso nos permita subsidiar la operación cultural para que no dependamos del recurso fiscal cada año, como muchos proyectos que tienen procesos muy complicados para garantizar su permanencia”.

Parte fundamental de este proyecto es el Museo de Ciencias Ambientales, y que recientemente ha sido objeto de los embates del Gobierno del Estado de Jalisco, que pretende recortarle 140 millones de pesos de un presupuesto ya aprobado para el ejercicio 2021.

“En ese contexto, el Museo y el Centro Cultural que permea todo el concepto de sustentabilidad del museo y del distrito, en esencia habla de esa relación entre sociedad y naturaleza; esa migración del campo a la ciudad y cómo podemos lograr el gran reto civilizatorio que es tener ciudades sustentables en un entorno paisajístico que reconoce su dependencia de la naturaleza y de cómo no puede crecer y desparramarse, destruyendo lo que la sustenta”, añadió Eduardo Santana Castellón.

Por su parte, José Luis Valencia Abundis, director de la Agencia de Proyectos Estratégicos del Gobierno del Estado, reconoció la valía de este tipo de proyectos.

“Yo me quedo mucho en esa exposición, dialogo, de Eduardo Santana, respecto a cómo nuestros sistemas y entornos naturales que, en una percepción del urbanismo activo, lo veíamos como algo ajeno en el desarrollo de la ciudad. Los sistemas, los entornos, son los que sostienen a las ciudades, entonces esto nos genera un reto de sostenibilidad: cómo mantener el desarrollo en función de las regiones”.

Este último panel fue moderado por Guadalupe González Chávez, autora de la columna Nuevos Entornos en el diario El Heraldo de México.

Julio Ríos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here