Ottawa, Canadá

La oposición canadiense pidió al gobierno este martes la derogación de un acuerdo con Estados Unidos sobre los solicitantes de asilo, para proteger a los indocumentados que arriesgan sus vidas para buscar refugio en Canadá.

“El gobierno liberal debe suspender inmediatamente el Acuerdo sobre terceros países seguros para que los refugiados procedentes de Estados Unidos puedan presentar una solicitud legalmente y entrar en Canadá con total seguridad”, indicó el Nuevo Partido Democrático (NPD, izquierda).

Este acuerdo, firmado en 2004, establece que un refugiado debe presentar su solicitud de asilo en el primer país al que llega, ya sea Canadá o Estados Unidos.

Pero desde la elección de Donald Trump en la presidencia estadounidense, cientos de emigrantes que entraron con visa a Estados Unidos huyeron a Canadá a través de los bosques para presentar ahí una solicitud de asilo. En virtud del acuerdo, no pueden hacerlo cruzando ilegalmente a Canadá.

“Estados Unidos ya no es un país seguro para los refugiados, quienes siguen arriesgando sus vidas para venir a Canadá”, lamentó el NPD, poniendo como ejemplo el caso de un marfileño que murió de frío en el trayecto.

Diputados conservadores ya trasladaron esta misma petición al primer ministro canadiense, Justin Trudeau.