Fotografía: Mandel Ngan / AFP
Houston, EEUU.

El presidente de Estados Unidos Joe Biden visitó el viernes centros de socorro en Houston después de que una tormenta invernal inusualmente severa azotara Texas, llevando la red eléctrica del estado al borde del colapso.

“Hay una operación increíble aquí. Probablemente sea la mejor del país”, dijo Biden al personal del Centro de Operaciones de Emergencia en Houston. “Están salvando la vida de la gente. Como decía mi madre, están haciendo la obra de Dios”.

Acompañado por su esposa Jill, Biden visitó Texas por primera vez desde que una prolongada ola polar sumió al estado en el caos.

Millones de personas, en este estado mucho más acostumbrado al calor que al frío, se quedaron sin electricidad ni agua potable.

Mark Sloan, coordinador de manejo de emergencias del condado de Harris, dijo que “57.000 residentes todavía tienen que hervir el agua” por motivos de seguridad.

Biden y la primera dama también se detuvieron en el gigante Houston Food Bank, que atiende a más de un millón de personas en el sureste de Texas.

Jill Biden ayudó a empacar cajas con avena instantánea y duraznos enlatados. “Estamos aquí para ayudar, ¡así que póngannos a trabajar!”, dijo.

Más tarde, el presidente visitará un centro federal de vacunación contra el covid-19 para promover los esfuerzos del gobierno por acelerar la vacunación contra la pandemia. El centro puede administrar hasta 6 mil inyecciones al día.