Foto: Nancy Ángel

Por: Nancy Ángel

Las catrinas con sus despampanantes vestidos, penachos, flores y maquillajes, se apropiaron de la Plaza de los Constituyentes de Lagos de Moreno la noche de este domingo.

“Bueno esta quinta edición de CalaverArte consistió en una pasarela de catrinas, donde cada artista presentó su trabajo, lo que ellos hacen, su arte”, refiere Sergio Mojica, fotógrafo y creador del evento.

Las cinco ediciones realizadas de manera continua han pasado por la virtualidad ya que durante la pandemia se utilizó este formato para este festival y en esta ocasión se suman 24 artistas locales quienes presentaron a 24 catrinas: “Este año ha sido mayor la participación, empezamos con un evento muy pequeño y pues ahora ya tenemos un evento muy grande”.

Fue a través de una pasarela que duró poco más de una hora y media y un exhaustivo trabajo de selección, que el jurado calificador eligió tres trabajos destacados: “Bueno tuvimos tres lugares, en realidad todas ganaron porque fueron unos trabajos espectaculares, pero pues siempre tratamos de darles un premio o algo una incentivo, no es mucho, pero es algo simbólico y tuvimos tres lugares que fue el primer lugar Víctor de la Torre, segundo lugar Eduardo Rentería y tercer lugar Luis Velázquez”, menciona Sergio Mojica.

Una gala en la que el jurado eligió entre 24 participaciones: “El jurado calificó el arte, el trabajo, la elaboración, el diseño, de todas ellas”, explica Mojica y menciona los tres primeros lugares son inspirados en la talabartería, la cocina mexicana y la flor de cempasúchil.

Víctor de la Torre quien obtuvo el primer lugar con su catrina inspirada en la cocina mexicana explica fueron más de 20 días invertidos en la maquetación y la elaboración de la misma: “La elaboré aproximadamente en 22 días, poco a poco iba buscando los elementos que trae la catrina cocinera. El penacho tiene un peso aproximado de 4 kilos 600 gramos, las trenzas pesan 800 gramos y el vestido es un medio armazón de fierro que está diseñado especialmente para el faldón, la tela es una copia de mantel de cocina. Trae un canasto con el pan de muerto y un chocolate. En el penacho, trae elementos que son cucharas, platos y cubiertos de barro, tiene velas que también iluminan el trabajo y trae elementos naturales que se utilizan en la cocina”.

La puesta en escena de la catrina cocinera conllevó más de tres horas de body paint y minuciosos detalles, que le llevaron a obtener el primer lugar dentro de esta pasarela que reunió la participación de expertas y expertos en el arte del maquillaje e instituciones educativas.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here