Fotografía: Ignacio Pérez.
Guadalajara, Jalisco.

Los siete ingresos carreteros al Área Metropolitana de Guadalajara están sobresaturados. En promedio, cuando algún automovilista viaja de una ciudad media de Jalisco, se incrementa 30% el tiempo para llegar a su destino a raíz del caos vial en los ingresos.

Por ello, Heriberto González Rodríguez, presidente de la Asociación Mexicana de Laboratoristas, que agrupa a los ingenieros que vigilan la calidad de las obras en construcción, sostiene que “es urgente” que se intervengan y modernicen los accesos carreteros a la metrópoli.

La asociación forma parte de la Unión Jalisciense de Agrupaciones de Ingenieros (UJAI), instancia que en la pasada campaña electoral se reunió con los candidatos que hoy son alcaldes, para que ellos le insistan al Gobierno federal que asigne recursos para este propósito.

“Entonces, urge que se venga inversión federal para los accesos a la Zona Metropolitana de Guadalajara. Ya hay unos anteproyectos que hizo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), ya entraron a registros y ya prácticamente nada más es que les etiqueten dinero. Que el Congreso federal ‘etiquete’ dinero en su Ley de Egresos. Ya vamos muy avanzados, pero ya no podemos seguirlo posponiendo porque, primero, la calidad de vida es insoportable en los accesos. Del punto que tú vengas del Estado de Jalisco, a la hora que tú llegas a la zona metropolitana, pues prácticamente lo paralizas”, refirió.

Los accesos carreteros que ya están colapsados son carretera libre a Zapotlanejo, autopista a Zapotlanejo, carretera a Colima (López Mateos), carretera a Nogales, vía a Colotlán, salida a Saltillo y carretera a Chapala.

De no atenderse esta petición, los ingresos a la ciudad de plano se van a paralizar en horas pico, con las consecuencias para sus habitantes en mala calidad de vida y encarecimiento de los precios de productos y servicios.

Cuando se le preguntó sobre el ingreso carretero más colapsado, el consultor dijo que “todos”.

“El más grave es el que te quede más cerca de tu casa, ese es el que a ti te va a desesperar más, pero realmente todos son importantes. Todos. Si queremos salir a México, la salida a Zapotlanejo estamos estrangulados. Si queremos salir rumbo a Colima estamos estrangulados. Si queremos salir a la carretera 80, que es hacia la Costa, estamos estrangulados. En la salida rumbo a Nogales, estamos estrangulados. La que tú me digas. Todos los accesos están completamente colapsados”, aseguró.

En los siete ingresos carreteros no sólo hace falta ampliar carriles, sino que se construyan nodos viales para distribuir de manejo manera la carga de vehículos.

El macrolibramiento de 111 kilómetros no ha sido una solución, porque al cobrarse peaje está subutilizado. Hay datos que señalan que apenas tiene un aforo de 20% del cupo total de esa vía rápida.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here