Fotografía: EFE/Sáshenka Gutiérrez.
Ciudad de México, México.

La tasa de inflación mexicana subió en la primera quincena de marzo hasta el 7.29% tras un aumento de los precios en este periodo del 0.48% respecto a la quincena anterior, impulsado por los energéticos y los alimentos, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En la misma quincena de 2021, hace justo un año, hubo un aumento del 0.53 % en el índice de precios al consumidor (IPC), con lo que la inflación quedó entonces en el 4.12 % anual.

El dato anual de esta primera quincena de marzo supone también un ligero aumento frente al de febrero, cuando la inflación quedó en un 7.28 % interanual.

No obstante, el país por el momento no se ve tan afectado por el impacto en los precios al consumidor que está teniendo la guerra en Ucrania en buena parte del mundo.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó el 0.35 % quincenal y dejó la tasa anual en el 6.68 %, señaló el Inegi en un comunicado.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, las mercancías aumentaron el 0.49 % y los servicios crecieron un 0.20 %, con una tasa anual del 8.54 % y del 4.57 %, respectivamente.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here