Fotografía: EFE/Madla Hartz.
Ciudad de México, México.

La inflación azotó a Latinoamérica en 2021 como a ninguna otra región, lo que ha dejado a sus economías más grandes, Brasil y México, con sus alzas más altas en años, y ha agudizado los antiguos problemas de precios en países como Argentina.

América Latina cerrará el año como la región con mayor aumento de precios del mundo, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en sus últimas proyecciones estimó una inflación regional del 9.3 % en 2021 y de 7.8 % en 2022.

Este es el panorama de la subida de precios en Latinoamérica, que padece los vaivenes de la pandemia y los problemas en las cadenas de suministro en combinación con sus añejos problemas.

Brasil y México: Los grandes en aprietos

En Brasil, la primera economía latinoamericana, al cierre de noviembre la inflación tuvo un alza interanual de 10.74 % y una variación del 9.26 % entre enero y noviembre, un nivel muy lejos del 3.75 % fijado como meta para 2021 por el Banco Central.

Al igual que en otros países, ha habido un fuerte impacto del precio de la gasolina, que se disparó un 50.7 % en los 12 meses cerrados en noviembre.

Los economistas calculan que Brasil terminará 2021 con una inflación del 10.18 %, el mayor nivel desde 2015, cuando anotó un aumento del 10.67 % en el índice de precios al consumo (IPC).

En México, la segunda economía de la región, la inflación registró un alza interanual de 7.37 % en noviembre, el mayor nivel en dos décadas, ante el alza de insumos básicos como los agropecuarios y la energía.

La cifra es más del doble de la meta de 3 % del Banco de México (Banxico), que ha respondido con cinco aumentos consecutivos a la tasa de interés, aunque considera que “la inflación es de naturaleza transitoria”.

El Gobierno ha defendido que es un fenómeno “importado” de Estados Unidos, su principal socio comercial.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here