Imagen: Redes Sociales
Guadalajara, Jalisco.

Al ver la saturación de los hospitales de Jalisco y el largo camino para la masificación de la vacuna contra el COVID-19-, el Consejo de Cámara Industriales del Estado no se opondrá a la aplicación de nuevas restricciones para las actividades productivas si así lo deciden las mesas de salud y de reactivación económica el próximo viernes.

El coordinador del CCIJ, Rubén González Uyeda reconoció que de poco sirvió el botón de emergencia que se activó entre el 25 de diciembre y el 10 de enero, y que lo que viene para Jalisco será inhumano.

“Yo sí hice un comentario a la mesa económica que nosotros estamos en una situación que apoyamos las acciones que el gobierno del estado genere sobre cierre de actividades porque lo que vamos a empezar a ver va a ser inhumano. Yo creo que hay que estar en el momento con las decisiones del momento”.

El empresario expuso que su postura al inicio de la emergencia sanitaria siempre fue en contra del paro de actividades debido a que existía un margen para la atención de las personas contagiadas de COVID-19. En aquel entonces la ocupación hospitalaria rondaba en el 30%, el número de muertes no se había desbordado y se tenía la esperanza de una rápida masificación de la vacuna.

Aceptó que hoy la situación de Jalisco es distinta.

“Hoy no estamos a mitad del año 2020, hoy estamos en 2021 con un colapso del sistema médico, por lo menos del Seguro Social, con cero camas en algunos hospitales, todavía tenemos el sistema de salud del estado que anda ahí rozando el 50%, pero como siempre lo ha manifestado el gobernador, la idea es no rebasar ese 50% porque se nos empieza a ir”.

Las mesas de salud y de reactivación económica evaluarán el viernes los indicadores de COVID-19 tras el último botón de emergencia para determinar el camino a seguir. La Universidad de Guadalajara tomó las primeras medidas al suspender las actividades administrativas y proponer un nuevo confinamiento de 15 días.

Georgina García Solís