Fotografía: Mundo cuervo
Guadalajara, Jalisco.

La industria del tequila busca optimizar el uso del agave azul.

Después de ser procesada la planta para fabricar la bebida espirituosa, se empezó utilizar su bagazo para producir biógas, así como platos, y popotes desechables.

Casa Cuervo junto con la división de turismo Mundo Cuervo impulsa estos proyectos para reducir la huella de carbono.

En el Hotel Villa Tequila, la Fábrica La Rojeña, en el Centro Cultural Juan Beckman Gallardo, en el Jose Cuervo Express, en el Hotel Solar de la Ánimas y en la Hacienda El Centenario hacen uso de los derivados como parte de una política de sustentabilidad, destacó Genoveva García, gerente de márketing y comunicación de la marca.

Por estas prácticas, Mundo Cuervo obtuvo el sello de Entidad Certificada Biosphere por el Instituto de Turismo Responsable.

La división de hospitalidad ha conjugado la optimización del agave con el reciclaje y el fomento de hábitos amigables con el medio ambiente en la población de Tequila.

El sello de Entidad Certificada Biosphere© desarrolla un sistema de certificación, basado en los principios de la sostenibilidad y mejora continua.

Georgina García Solís