Fotografía: EFE/Mario Guzmán
Ciudad de México, México.

El Gobierno mexicano reveló este martes que imputaron al capo Abel “N”, alias “El Viejón” o “El Toro”, por la presunta masacre ocurrida el domingo en un velorio en Michoacán, estado del occidente, aunque aún no pueden confirmar el número de muertos porque no encuentran los cadáveres.

El motivo del homicidio en el poblado San José de Gracia, donde primero trascendió que había 17 muertos, es la lucha de Abel “N” con Alejandro “N”, alias “El Pelón”, ambos líderes de células del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), informó Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad de México.

“Llama la atención que este sujeto Abel, que ya está imputado como probable autor material e intelectual de los hechos, haya inmediatamente tratado de recoger los cuerpos. No se tiene una certeza ni un número (de los cadáveres)”, manifestó Mejía.

La masacre en Michoacán, el tercer estado con más homicidios en 2021, sacudió a México el domingo, cuando circularon imágenes en redes sociales sobre el aparentemente fusilamiento de más de una decena de personas que asistían a un funeral en San José de Gracia, municipio de Marcos Castellanos, cerca de Jalisco.

El crimen ocurrió por una vieja disputa familiar entre Abel y Alejandro, quien llegó resguardado por 15 sicarios al funeral de su propia madre, de 79 años, que había muerto por cirrosis, según expuso el subsecretario de Seguridad.

A los pocos minutos de la llegada de Alejandro, “El Viejón” llegó con varias camionetas con sicarios, quienes sometieron a los asistentes del funeral, los desarmaron y los colocaron en la calle ante la pared de una casa, como muestran los videos que circularon, añadió Mejía.

“Llama la atención, y es parte de la investigación, que estos sujetos arriban al lugar de los hechos también con el instrumental para poder inyectar agua y tratar de borrar evidencias, lo cual es totalmente atípico y se va a investigar”, manifestó el funcionario de seguridad.

El subsecretario insistió en que “no hay cuerpos” por lo que el Gobierno no puede confirmar el número de muertes.

Además, comentó que “no hay ninguna denuncia al momento de vecinos de la comunidad de San José de Gracia, que estén denunciando alguna desaparición de algún vecino”.

Por otro lado, criticó que las autoridades municipales no alertaron el domingo al Gobierno estatal y al federal sobre los hechos, que ocurrieron cerca de las 16.00 horas (22.00 GMT), por lo que la Fiscalía General del Estado notificó del crimen el lunes.

Ante la polémica creada en redes sociales, el presidente Andrés Manuel López Obrador reprochó la “desinformación” generada sobre el crimen.

“Hay mucha desinformación porque el conservadurismo está empeñado y desesperado en atacarnos, la mayoría de los medios de información en coro en contra de lo que estamos llevando a cabo”, manifestó.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here