Fotografía: AFP
Guadalajara, Jalisco.

Durante el primer trimestre de 2022, Jalisco se enorgulleció por ser el primer lugar nacional en la generación de empleos formales, con un total de 36 mil 777, lo que en otras palabras significó 19 % de todas las fuentes laborales en México. Pero, ¿qué significan estas cifras al hablar de igualdad laboral? ¿Cuál es el papel de las mujeres y los hombres? ¿Ambos son remunerados de la misma manera?

El primer dato a destacar es que, de febrero de 2021 a febrero de 2022, el salario de los hombres incrementó 3.4 %, mientras que el de las mujeres lo hizo .7 %.

Segundo: la fuerza laboral en la Entidad está representada 40 por ciento por mujeres y 60 por ciento por hombres.
Al hablar de dinero, las mujeres perciben 14 y 16 por ciento menos que los hombres en el ámbito formal; es decir, mientras un hombre gana 100 pesos, una mujer recibe 85, y 28 por ciento menos en la profesionalidad.

Sin embargo, la brecha salarial no es el único factor que vulnera a las mujeres. El porcentaje llega a ser de 43 por ciento para quienes trabajan en la informalidad.

“Es que la brecha se abre mucho más porque no tienes seguridad social, al estar en la informalidad no tienes acceso a los servicios de salud, acceso a los servicios de guardería. Es más, no tienes acceso ni siquiera a enfermarte porque el día que tú te enfermas prácticamente faltas y no te lo pagan”.

La directora general de Coparmex Jalisco puntualizó que, durante 2020 y 2021, las mujeres que trabajaban en la formalidad migraron a la informalidad para poder cuidar a la familia, y también como consecuencia de las medidas tomadas a raíz de la pandemia de Covid-19, como la escuela en casa.

A la fecha no hay un seguimiento para conocer qué ha pasado con las mujeres que dejaron su empleo formal.

El Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG) detalló que, para el cierre de 2021, las mujeres en la posición de trabajadores no remunerados aumentaron 11 por ciento, mientras que los hombres en este tipo de ocupación disminuyeron 30.6 por ciento.

En el diagnóstico de la brecha salarial entre mujeres y hombres en el Estado de Jalisco, realizado en 2016 por el entonces Consejo Económico y Social, se estimó que el alrededor de 70 % de las mujeres que participan en el mercado laboral formal e informal son las responsables de realizar las tareas domésticas en el hogar, sin importar el grado de formación educativa y posición en el puesto de trabajo.

El Congreso de Jalisco recientemente aprobó reformar cuatro leyes que incentivan la igualdad salarial. Se trata de la ley de Acceso a las Mujeres a Vida Libre de Violencia, la de Igualdad, la Orgánica del Poder Judicial y la de los Servidores Públicos del Estado y sus Municipios.

“Estamos visualizando lo que se entiende por violencia económica, laboral, en estas cuatro leyes; también estamos marcando como principios rectores la igualdad salarial y económica, la no violencia hacia las mujeres en el ámbito laboral”.

La diputada del PAN añadió que, con estas reformas, que deberán entrar en vigor para el mes de mayo, buscan que las empresas jaliscienses atiendan la Norma Oficial Mexicana 025 y se certifiquen de manera voluntaria como empresas que atienden la igualdad laboral y no discriminación.

Apenas en agosto de 2021, Jalisco comenzó a medir las desigualdades salariales entre hombres y mujeres a través del IIEG y el Consejo Coordinador de Mujeres Empresarias (CCME), desde una perspectiva de género, al no haber datos que abonarán a la creación de políticas públicas.

María Ramírez Blanco