Fotografía: Rocío López.
Guadalajara, Jalisco.

Con una ofrenda floral en la estatua del benefactor de Guadalajara, Fray Antonio Alcalde y Barriga, en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, representantes del Ayuntamiento tapatío, la Universidad de Guadalajara (UdeG) y de la Fundación Paseo Fray Antonio Alcalde, recordaron el legado del Fraile de la Calavera, quien fundó la UdeG, los albergues del Centro tapatío y el Benemérito Hospital Civil de Guadalajara.

Se recordó que este nosocomio fue construido para la humanidad doliente, y ahora lo que vive esta noble ciudad no es una “peste” como la que acabó con miles de tapatíos hace más de 200 años, sino es la crisis de los desaparecidos, recordados en el evento por la secretaria de la Fundación, Martha Vallejo Macías:

“En su momento fueron también pandemias y fue el transformar una ciudad, y hoy nuestra humanidad doliente son la cantidad de desaparecidos y es mi planteamiento. Nosotros como sociedad civil que estamos haciendo tanto como para detener y aclarar, y dar calor a esas familias como lo hizo Fray Antonio Alcalde hace 250 años”.

En el acto, encabezado por el secretario General de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza, y el alcalde tapatío, Pablo Lemus, no se mencionó sobre el exhorto que hizo la representante de la Asociación Civil en el tema de la nueva humanidad doliente que son los desaparecidos. Sin embargo, Vallejo Macías no descartó que las autoridades retomen su llamado a detener este grave flagelo de la sociedad tapatía y encontrar a los que ya no están entre nosotros:

“Nosotros como sociedad civil a través de la Fundación en los diferentes espacios lo va a ver, tenemos que ver que Fray Antonio Alcalde que su legado se cumpla y ahorita su humanidad doliente son los desaparecidos”.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here