hijo Bolsonaro investigación anticorrupción
Fotografía: Evaristo Sa - AFP
Río de Janeiro, Brasil.

La Fiscalía de Río de Janeiro va a investigar al hijo mayor del presidente brasileño Jair Bolsonaro, Flavio, acusado de haber pagado a “empleados fantasma” para malversar dinero público, según anunció este sábado.

La investigación se abrió “por improbidad administrativa vinculada a la contratación de empleados fantasma, que presuntamente no ejercieron ninguna función en el seno del despacho” de Flavio Bolsonaro, explicó la Fiscalía en un comunicado.

El hijo del presidente ultraderechista, de 38 años, es senador, pero los hechos investigados se remontan a cuando era diputado regional del estado de Río.

A principios de año, otro escándalo relacionado con Flavio Bolsonaro empañó el inicio del mandato de su padre, que había prometido erradicar la corrupción durante su campaña.

La agencia gubernamental encargada de vigilar las transacciones financieras señaló entonces “transacciones atípicas” por un importe de 1,2 millones de reales (unos 286.000 dólares) en 2016 y 2017 a la cuenta de su exchófer, Fabricio José de Queiroz. Esas sumas eran incompatibles con los ingresos declarados por el empleado.

Ese organismo detectó también 48 depósitos sospechosos de Flavio Bolsonaro por un valor de 96 mil reales (22 mil 900 dólares), realizados en junio y julio de 2017, aunque él siempre negó cualquier malversación.

La Fiscalía abrió una investigación por aquel caso, pero esta fue suspendida en julio, después de que el presidente de la Corte Suprema, Dias Toffoli, decidiera que se necesitaba una autorización judicial para obtener ese tipo de datos financieros.

Esa decisión podría revertirse próximamente, ya que la Corte Suprema inició la semana pasada un debate en sesión plenaria, cuyo resultado podría eximir a los fiscales de pedir semejante autorización para poder actuar.