muertes por coronavirus
Fotografía: EFE/Carlos Ramírez
Cihuatlán, Jalisco.

De cinco a seis muertes diarias es la cantidad de decesos que se registran en Cihuatlán a causa del Covid-19, así lo declaró el regidor en el ayuntamiento municipal, Roberto Pimienta Woo, quien lamentó la situación por la que el municipio costero atraviesa y que calificó como una tragedia.

De acuerdo con Pimienta Woo, las autoridades municipales no han realizado las acciones necesarias para evitar el incremento de casos. Agregó que, aunque recientemente fue inaugurado el nuevo hospital comunitario en el municipio, este no cuenta con el equipo óptimo ni el personal necesario para cubrir las necesidades médicas para atender pacientes con esta enfermedad, pues únicamente existen 10 camas y tres monitores de signos vitales en área Covid.

“Ha habido muchos muertos, de cinco a seis fallecimientos todos los días, de adultos mayores, adultos maduros, de jóvenes, y la verdad no hay ni un módulo de pruebas gratuitas de detección, solo hay 10 camas en el hospital nuevo y dos camas de urgencia. Hay un hospital viejo que recientemente se cerró que solo contaba con ocho camas, dos enfermeros y dos médicos para una población de 45 mil habitantes y al hospital nuevo solo se trasladó el viejo mobiliario que estaba en el Centro de Salud”.

Aunado a esto, la carencia de controles sanitarios que sean aplicados a personas provenientes de Autlán y Manzanillo hacia las playas de Cihuatlán ha contribuido considerablemente al lamentable incremento de casos, aseguró el regidor, quien agregó que actualmente son los ciudadanos quienes se han organizado y han buscado implementar estrategias como compra de tanques de oxígeno, mascarillas, alimentos no perecederos y convenios con laboratorios para aplicación de pruebas rápidas de detección en apoyo a la situación.

“No está creyendo la sociedad en los tres niveles de gobierno, porque se ha hecho muy poco, lo que la sociedad está haciendo es comprar tanques de oxígeno todos los días, de 15 a 20 tanques, y buscando ayuda de amigos que donen medicamentos, mascarillas, alimentos no perecederos, y llevar comida a las casas del municipio para que la gente no salga y se contaminen y también buscando llegar a acuerdos con laboratorios para que bajen los costos de las pruebas de detección, el pueblo se está salvando solo”.

Por su parte, el alcalde Fernando Martínez Guerrero no se ha pronunciado respecto a la información relacionada con lo emitido por el regidor Roberto Pimienta.

En el municipio se encuentra inhabilitado el acceso a áreas públicas, prohibidos los eventos sociales y recientemente se realizó la vacunación a más de 4 mil personas de 18 años en adelante. Así mismo se lleva a cabo la sanitización de diversas áreas del municipio y sus delegaciones.

Diana Borbón