Harry Styles
Foto: Héctor N.
Guadalajara, Jalisco.  

No hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se llegue. Harry Styles, la estrella juvenil del momento, cumplió con el concierto que tenía pactado desde antes de pandemia, y es que el británico repasó su corta, pero exitosa carrera como solita este domingo en la Arena VFG ante miles de asistentes que desde hace más de dos años tenían vendidas las entradas.

La fecha fue parte de la gira “Love On Tour” siendo Jalisco el primero lugar en México en el que la presentó.

Desde las 17 horas el público comenzó a hacer filas para ingresar al recinto. En su mayoría eran adolescentes ataviados con colores llamativos y con boas multicolores y emplumadas enrolladas en el cuello que el británico ha puesto de moda.

Harry Styles
Foto: Héctor N.

Los miles de jóvenes que ingresaban -muchos de ellos a la espera de sus padres que los aguardaron afuera de la arena- mostraron entusiasmo y realizaban juegos entre ellos para hacer más amena la espera.

La rapera jamaiquina Koffee fue el acto telonero y aunque con un deficiente sonido, dejó el ánimo arriba para la presentación especial del ex One Direction.

Pasadas las 21 horas, el músico de 28 años saltó al entarimado y abrió con los temas “Music for a sushi restaurant”, “Golden” y “Adore you” ante ensordecedores gritos que por momentos apabullaban el sonido de los instrumentos.

Harry, con pantalones cafés y playera a rayas, recorría cada centímetro del escenario y era enmarcado por una gran pantalla central y dos laterales; además de hacerse acompañar de seis músicos; batería, percusiones, sintetizadores, guitarra eléctrica, guitarra acústica, bajo; todos vestidos con overoles rojos.

Harry Styles
Foto: Héctor N.

“Buenas noches México, estoy muy feliz de estar de vuelta en este país, tenía muchas ganas de verlos, nuestro trabajo hoy es entretenerlos, vamos a empezar con esto, ¿me ayudan?”, fueron las primeras palabras de Harry hacia el público.

Le siguieron canciones como “Cinema”, “Daylight”, “Kee driving” y “She”, instantes en los que el músico tomó una bandera de Mexico y la ondeó por unos segundos.

Minutos después también levantó en todo lo alto la bandera LGTB y jugueteó con un sombrero de charro. También se dio tiempo de leer algunos carteles dirigidos hacia él por parte del público, uno de ellos el de Mirian que cumplía 23 años, a lo cual el cantante pidió al público cantar Las Mañanitas.

El cierre llegó con “Watermelon sugar”, Sign of the times”, “As it was” y “Kiwi”, no sin antes de decir: “Nos vemos hasta la próxima, buenas noches México. Los amo con todo mi corazón”, en un defectuoso pero cariñoso español.

Héctor Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here