Fotografía: EFE / EPA / OLIVER CONTRERAS / POOL
Washington, EEUU.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, prometieron este viernes cooperar para resolver los problemas de raíz que llevan a la migración de centroamericanos hacia el norte, un tema muy sensible para el gobierno de Joe Biden.

Harris se reunió por segunda vez en un formato virtual con López Obrador, en vísperas de su primer desplazamiento internacional el 7 y 8 de junio a México y Guatemala.

Al inicio de la reunión, Harris reconoció que ambos países comparten una “historia compleja” e indicó que cree que han trabajado para “construir una alianza productiva”.

“Hoy esta alianza no podría ser más importante. Nuestras naciones enfrentan desafíos serios, el covid-19 es uno de los más evidentes”, dijo la vicepresidenta citando además el aumento de los migrantes que llegan a la frontera compartida.

El gobierno de Biden enfrenta un alza de las detenciones de indocumentados en la frontera de Estados Unidos con México que en marzo tocó un máximo 15 años, un asunto supervisado por Harris a petición del presidente estadounidense.

Un alto funcionario estadounidense advirtió esta semana que los “flujos siguen siendo altos”, en víspera de la publicación de los datos de abril.

“Está en sintonía con el interés mutuo de nuestros países entregar un alivio inmediato a los países del Triángulo Norte y para hacer frente a las causas de raíz que provocan la migración”, indicó la vicepresidenta.

Harris indicó que se debe trabajar de forma bilateral y multilateral en el tema de la migración para tener un enfoque que apunte hacia las instituciones multilaterales.

Por su parte, López Obrador destacó la necesidad de entendimiento mutuo y de evitar las disputas.

“Estamos de acuerdo con respecto a las políticas que ustedes están tomando en materia de inmigración y vamos a ayudar, eso todo lo que puedo decir por ahora. Ustedes pueden contar con nosotros”, agregó el mandatario mexicano.

Más temprano, durante su conferencia de prensa “La mañanera”, el presidente indicó que el objetivo es “ordenar la migración, darle causa”.

“Va a haber cooperación siempre”, prometió.