Fotogrsfía: AFP
Jerusalén, Indefinido.

Un equipo de arqueólogos israelíes anunciaron este lunes haber encontrado cuatro monedas de oro puro en la Ciudad Vieja de Jerusalén de más de mil años de antigüedad, un hallazgo inusual que da cuenta de una época de cambios políticos importantes en la región.

La Autoridad Israelí de Antigüedades (AIA) declaró que las monedas fueron descubiertas en una excavación cercana al Muro de los Lamentos, el lugar de oración más sagrado del judaísmo.

Las monedas, que estaban dentro de un pequeño jarro, “estaban en excelente conservación y se podían identificar de inmediato, incluso sin limpiarlas”, declaró el especialista en monedas antiguas de la AIA, Robert Kool, en un comunicado.

Las monedas datan de finales del siglo X (entre 940 y 970), “una época de cambio político radical” en Jerusalén y en sus alrededores, según Kool.

En aquel momento, el califato abasí, en el poder, que tenía su sede en Bagdad, perdió el control de Jerusalén en favor de su rival, la dinastía fatimí, que gobernaría desde El Cairo durante casi dos siglos.

“Es la primera vez en cincuenta años que se descubre un escondite de oro del periodo fatimí en la Ciudad Vieja de Jerusalén”, afirmó Kool.

La última vez que los arqueólogos israelíes encontraron oro del periodo fatimí se remonta a poco después de la guerra de los Seis Días (1967), en la que Israel le arrebató a Jordania Jerusalén Este, la parte palestina de la ciudad.