Situación actual de la cuarentena en Wuhan
Fotografía: Noel Celis / AFP
Pekín, China.

Desde hace días, varias ciudades de Hubei, la provincia china donde surgió el coronavirus, no han registrado nuevas infecciones por lo que sus residentes, como Tang Wushan, un obrero, reclaman ahora a las autoridades que pongan fin a la cuarentena.

Tang vive en la provincia de Hubei, cuyos casi 60 millones de residentes han estado aislados del mundo desde enero, cuando el gobierno tomó drásticas medidas para contener la propagación del virus identificado en la capital de la provincia, Wuhan.

Durante más de 40 días este hombre de unos 30 años no ha salido de su casa, en la zona rural de Xiangyang. “Ha pasado demasiado tiempo”, dice a la AFP por teléfono, asegurando que siente que sufrirá “un colapso”.

Este domingo, por tercer día consecutivo, no se registraron casos en la provincia excepto en Wuhan, donde hubo 41 nuevas infecciones.

Es la primera vez que esto sucede desde que se publican los balances diarios y en Xiangyang, donde vive Tang Wushan, no hubo nuevos casos en los últimos 12 días.

Tampoco los hubo en la ciudad de Xianning ni en el distrito de Shennongjia durante 15 días consecutivos.

“Hay algunas áreas sin casos de virus desde el comienzo del brote. Creo que estas áreas podrían reabrirse gradualmente”, dice Tang.

En la red social Weibo, la etiqueta “¿Cuándo se desbloqueará Hubei?” fue reproducida más de 100 millones de veces.

“Esta situación ha arruinado mis planes ¿No se podría inspeccionar la provincia y dejar salir a las personas en grupos?”, escribió un usuario de Weibo.

Más de 3 mil personas han muerto y más de 80 mil 600 han sido infectadas en China desde que empezó la epidemia.

La gran mayoría de las muertes y contagios fueron en Wuhan, donde se cree que el virus apareció por primera vez en un mercado que vendía animales vivos.

Pero el número de nuevos casos en Hubei ha disminuido gradualmente.

– “Tumor” –

“Todos los que somos de Hubei estamos siendo despreciados”, dice otro usuario de Weibo.

“La situación es claramente grave en Wuhan, pero ¿por qué tratamos todo Hubei como un tumor?”, aseguró por su parte a la AFP una mujer de 23 años apodada Jiang, que está pagando miles de yuanes por una casa en Shenzhen, cerca de Hong Kong, a la que de momento no puede regresar.

“Incluso si no vivo allí durante algunos unos meses, tengo que pagar el alquiler”, dijo Jiang, atrapada en la zona de Enshi, en Hubei, desde que viajó allí para el Año Nuevo Lunar.

“Mi gato todavía está en la casa [de Shenzhen] y solo le dejé medio mes de comida”, dijo.

Una joven de Xiangyang, de unos 20 años, dijo a AFP que ha sido difícil cubrir las necesidades diarias. Ahora necesita volver a su trabajo en otra provincia porque no le han pagado desde que empezó la cuarentena.

“Si las cosas siguen igual este mes, con la provincia cerrada y tanto los sanos como los enfermos encerrados, muchas personas podrían hacer cosas extremas”, dijo.

Pero las autoridades están levantando algunas restricciones.

La pequeña ciudad de Chibi, al sur de Wuhan, abrió las carreteras el viernes tras 19 días sin nuevas infecciones y permite de nuevo el tráfico dentro de la ciudad, pero no fuera de ella.

Wuhan, con decenas de miles de casos, aún está lejos de ser liberada de la cuarentena. El mes pasado las autoridades cancelaron un aviso que sugería que algunas personas podrían irse bajo ciertas condiciones.

El jueves circuló en internet un video que que muestra a un residente gritando “¡Todo es falso!”, cuando un viceprimer ministro visitó su complejo de apartamentos en Wuhan. Un signo de la frustración acumulada.

Y el viernes, un funcionario tuvo palabras esperanzadoras para los residentes de Hubei, que esperan poder salir de cuarentena.

“Creo que el día que todos están esperando no está muy lejos”, dijo Ding Xiangyang, subsecretario general del Consejo de Estado de China.