Fotografía: Iván de León.
Guadalajara, Jalisco.

El sistema de retención de aguas del Sur del municipio de Guadalajara lo comprenden 10 vasos reguladores y 3 canales que conducen y contienen el agua de lluvia proveniente del Cerro del 4. Y el Ayuntamiento tapatío realiza trabajos de limpieza y desazolve de canales y represas para este próximo temporal de lluvias.

El primer punto fue el vaso regulador Balcones del Cuatro. El director de Obras Públicas del municipio, Francisco Ontiveros Balcázar, señalo que con estas acciones se amplió la capacidad de captación de agua.

“Antes de la ampliación teníamos 500 mil metros cúbicos de capacidad y después de las ampliaciones llegamos cerca de los 700 mil metros cúbicos. Realmente, si no se hubiesen hecho esas obras de ampliación, realmente hubiéramos tenido mayores consecuencias en años anteriores. Si bien es cierto El Dean se nos ha desbordado en tres ocasiones en estos años, si no se hubiesen hecho estas ampliaciones, otras hubieran sido las noticias”.

En un recorrido realizado por seis de los vasos de este sistema, UDGTV Canal 44 documentó que tanto los canales como las represas están en un promedio de un 5 % de su capacidad.

El segundo punto visitado fueron los vasos de Terralta, en Miravalle, al pie del Cerro del 4.

“En estos vasos que tiene una capacidad retiramos cerca de 20 mil metros cúbicos de azolve en todo lo que son estos 5 kilómetros de longitud”.

El tercer punto visitado: el vaso regulador de Miravalle. Estos trabajos comenzaron desde marzo, con máquinas y a machete retiran maleza y basura que es aventada, obstruyendo el paso del agua.

“Este gran vaso se controla con una compuerta, al momento de la lluvia empieza a llenarse el vaso regulador y nosotros vamos viendo cómo se está comportando durante la lluvia el vaso de El Dean para saber si abrimos, o no, la compuerta y comenzar a liberar el agua para que no cause inundaciones. Eso es un trabajo de 24 horas al día, siete días de la semana que tenemos que estar monitoreando”.

Siguiente punto: el canal del Sur, con una longitud de cinco kilómetros y una capacidad de captación de 120 mil metros cúbicos. Guadalajara está inmersa en cuatro grandes cuencas: San Juan de Dios, Atemajac, Osorio y San Andrés.

El quinto punto es el gran vaso regulador 5 de Mayo, donde se regula la cantidad de agua acumulada previo a desfogar en El Dean.

Finalmente, el director de Obras Públicas señaló que estos trabajos no garantizan evitar las inundaciones que en los últimos años han dejado cuantiosos daños entre la población.

“Siempre estamos expuestos a las lluvias aparentemente atípicas, que ya de repente son típicas. Este vaso está diseñado para mitigar inundación, no para resolverla. Para resolverlas tenemos que hacer otro tipo de proyectos a nivel de zona metropolitana, sesiones pertinentes de limpieza y desazolve, de cuidado de los vecinos, de no tirar basura, nos ayuda a mitigar y controlar las inundaciones”.

El último punto del sistema de retención de aguas del Sur de Guadalajara termina: es el vaso regulador de El Dean, que tiene una capacidad de 380 mil metros cúbicos de agua. Con estas acciones, se pretenden evitar en lo posible las inundaciones en las calles.

Iván De León Meléndrez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here