Fotografía: Gobierno de Jalisco.
Guadalajara, Jalisco.

Si lo hacen las grandes tiendas departamentales, las compañías de tecnología y las cadenas de venta de ropa, también lo hace el Ayuntamiento de Guadalajara. Desde el 10 de noviembre y hasta el próximo 10 de diciembre, el municipio habilitó su propio esquema del “Buen Fin” para que los contribuyentes tapatíos se pongan al corriente en sus adeudos.

El tesorero de Guadalajara, Luis García Sotelo, explicó que, tras un año complicado para la economía debido a la pandemia de COVID-19, en 2021 ya se advierte una mayor dinámica para los pagos.

Las “ofertas” que ofrece el municipio van de la mitad hasta el 75% de descuento. El propio tesorero lo explica:

Nosotros tenemos descuentos en impuesto predial del 75% en multas y recargos, en cementerios, mercados, estacionamientos, también de 75%; de 50% en multas que hayan interpuesto por la autoridad del Ayuntamiento, 50% también en el Impuesto Sobre Transmisiones Patrimoniales y 50% también en los recargos, y en las licencias de giros también 50% en multas y recargos”.

Reconoció que se tomó la decisión de implementar el programa de descuentos de cara al cierre de año, debido a que la gente tiene más recursos por el pago de su aguinaldo. La idea, añadió, es “ponerse fáciles” y que la gente aproveche sus descuentos en multas y recargos para “contribuir a que la ciudad mejore, que sea más limpia y más segura”.

Además, García Sotelo agregó:

“Habrá quién nos diga que no tiene dinero, que no tiene recursos porque la situación no le ha sido fácil. Pues también están a la disposición mensualidades sin intereses. Como en todas las tiendas, ahora en el Buen Fin, nosotros también ponemos tarjetas de crédito con 12 mensualidades sin intereses para que la gente lo haga. Que pueda hacer su pago en línea o en cualquier tienda de conveniencia de las que tenemos convenios, pueda hacerlo en bancos, en cualquiera de nuestras cinco oficinas recaudadoras o en nuestros kioscos”.

Concluyó que ya el municipio está haciendo intervenciones en zonas “perfectamente ubicadas y localizadas” para ejecutar los embargos a aquellos ciudadanos que han dejado crecer sus adeudos. Sin embargo, apuntó que quienes están en esa lista son, en su mayoría, aquellos que sí tienen recursos para hacer sus pagos.