Guadalajara, Ciudad de papel || Parte II

Las inundaciones en Guadalajara están directamente ligadas a su desarrollo urbano. Al construirse cada vez más, el asfalto y viviendas obstruyeron el paso natural de los arroyos que cruzaban la ciudad.

0
10
Guadalajara, Jalisco.

Cientos de millones de pesos enterrados para evitar inundaciones… y éstas aumentan 

Las inundaciones en Guadalajara están directamente ligadas a su desarrollo urbano. Al construirse cada vez más asentamientos humanos, el asfalto y las viviendas obstruyeron el paso natural de los arroyos que cruzaban la ciudad… y el agua siempre buscará retomar su flujo natural.

La solución proyectada para que la ciudad no se convirtiera en río cada año fue bastante lógica… pero nada barata. Desde principios de la década 2000, los expertos del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) pensaron en encauzar el agua de lluvia a través del subsuelo.

¿Cómo lo iban a lograr? En la teoría es bastante sencillo: excavar para que los vasos naturales aumentaran su capacidad, hacer lo mismo con colectores que ya están rebasados (como el de Plaza del Sol o los Arcos del Milenio), construir algunos depósitos en puntos estratégicos y sí: hasta rescatar cauces que ya están invadidos de viviendas.

Pero el problema siempre estuvo al llevar ese plan a la práctica, pues las autoridades realmente no priorizan “enterrar dinero” en obras que se notarán por menos de la mitad del año.

Sin embargo, lo intentaron.

En enero de 2018 SIAPA hizo esta publicación:

Y en junio de 2017 Enrique Alfaro en la presentación del proyecto Dean comentó:

“No me atrevería a presentar una propuesta que pusiera en riesgo a alguien..

Sea cual sea la opción, con un vaso o dos, este año estamos invirtiendo nada más en la parte hidráulica 92 millones de pesos ¿Cuándo se había invertido eso en un gobierno, para poder resolver el problema de las inundaciones? Lo que hoy quiero anunciarles, es que tenemos listo y a disposición 100 millones de pesos adicionales para ser el mejor parque de Guadalajara”.

Tras una inversión de 33.6 millones de pesos, el escenario en los Arcos del Milenio durante un episodio de tormenta no ha cambiado en mucho. Lo mismo ocurre con El Dean.

Luis Valdivia Ornelas, investigador del departamento de Geografía en la UdeG cometa que:

“Desafortunadamente, las acciones de mitigación que se han hecho son mínimas y no han solucionado el problema, ni siquiera en las zonas donde han implementado las acciones de mitigación, como Plaza del Sol y la zona de El Dean”.

Pero eso no es todo lo que se ha hecho. En agosto de 2016, el SIAPA contrató un crédito por 800 millones de pesos para ejecutar obras que “mitigaran” las inundaciones de cada año y evitar escenarios como estos.

Sin embargo, también los desarrollos inmobiliarios crecen en cantidad año con año y los gastos para abrir canales que encaucen y evitar que se encharque el agua nunca han ido en la misma proporción.

Peor aún: ese desarrollo inmobiliario ha provocado que los puntos de riesgo por inundación en la segunda ciudad más importante de México crezcan año con año. Pero de ello vamos a enterarnos en la tercera parte de este trabajo especial: Guadalajara, ciudad de papel.

Redacción: María Ramírez e Isaack de Loza.

Lee el especial completo en:

Guadalajara, Ciudad de papel

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here