Guadalajara, Jalisco.

Guadalajara de fosas, crimen y balaceras

Por esfuerzos, ideas y presupuesto asignado para reducir la inseguridad, Jalisco realmente no ha quedado a deber. Pero en resultados, sí.

En los últimos dos sexenios, el Gobierno del Estado apostó desde el área operativa en una Fuerza Única, fortificó a su Fiscalía y hasta creó una Policía Metropolitana de élite. Luego, en una visión estratégica, conformó una Agencia Metropolitana de Seguridad que al final se disolvió. Y en el ramo tecnológico hizo lo propio con un sistema de videovigilancia que no ha dado los resultados que se prometieron en un inicio.

Luego de 56 mil 431 millones de pesos invertidos de 2015 a la fecha, desde la lógica estatal el plan de pacificación en Jalisco hoy se traduce en 87 de cada 100 ciudadanos inseguros, en un porcentaje de casi nueve delitos no denunciados por cada uno que sí entra a los registros oficiales, y en un promedio de cinco homicidios diarios. Sí: cinco homicidios diarios en los últimos ocho años.

Un día sí y otro también, las autoridades estatales han destacado que los homicidios, uno de los crímenes que más percepción de inseguridad generan entre la sociedad, son un problema que compete a la Federación, ya que ocho de cada 10 de ellos están ligados a la delincuencia organizada. Y una amplia mayoría de ellos se comete en el Área Metropolitana de Guadalajara.

“Se matan entre ellos”, ha dicho en no pocas ocasiones el gobernador Enrique Alfaro.

 

El dato de los homicidios dolosos. Porque también se ha hablado de repuntes, de incrementos, hasta de crisis en algunos momentos, en algunos medios… La realidad es que, aunque hay a quien no le gusta el argumento de decir que es un tema que está vinculado fundamentalmente con la delincuencia organizada, la evidencia muestra que así es: 80 % de los casos de homicidio doloso, según la evaluación que tiene el Gobierno de Jalisco, tiene alguna relación con la venta, el consumo o tráfico de drogas.

 

 

No obstante, de acuerdo con cifras proporcionadas por la Unidad de Transparencia de la Fiscalía de Jalisco, en los últimos ocho años suman 14 mil 769 víctimas de homicidio doloso en Jalisco. Y de ellas, cuatro mil 921 tienen un “posible involucramiento de la delincuencia organizada”, lo que se traduce en tres, y no ocho, de cada 10 homicidios vinculados con grupos delictivos.

En la teoría, la súper Fiscalía, la Fuerza Única y ahora la Policía Metropolitana habrían de reducir los delitos. En la práctica, cada cinco horas dentro de los últimos ocho años, la Fiscalía de Jalisco ha sumado a una víctima adicional por homicidio doloso. Y sí: el gran concentrador es la Zona Metropolitana de Guadalajara.

En la teoría, la Agencia Metropolitana de Seguridad atendería con inteligencia las necesidades de los policías, los capacitaría y establecería las estrategias que se anticiparan a los embates de los delincuentes. En la práctica, los delitos continúan y la Agencia Metropolitana de Seguridad, no.

Y en la teoría, el sistema de videovigilancia C5 iba a detectar en tiempo real cualquier anomalía, alertar ante sonidos de disparos para que la autoridad más cercana acudiera en lo inmediato y prácticamente iba a desaparecer el delito de robo de automóviles. Pero, en la práctica, las agresiones a balazos continúan, los robos de vehículos también y las fallas en el sistema han permitido que haya quien llegue y suba a un vehículo a una persona que luego se sumará al registro de desaparecidos.

Y en ese rubro, Jalisco se cuece aparte, porque nuestra Entidad no sólo ocupa la primera posición en desapariciones a escala nacional, sino que el Área Metropolitana de Guadalajara prácticamente se ha convertido en un cementerio clandestino, donde cada semana se ha localizado una fosa y donde las víctimas se cuentan por cientos.

Blanca Jacqueline Trujillo Cuevas, Fiscal de desaparecidos:

“En lo que va de 2022 hemos localizado 27 fosas, en su gran mayoría en la Zona Metropolitana. De ahí se han recuperado 180 víctimas o seres humanos y se han logrado pre identificar 67, y continuamos de la mano del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses trabajando en la localización del resto de personas”.

En México, y en Jalisco, las voces que llenan de elogios la estrategia de seguridad vienen siempre de las autoridades. Son ellas quienes, pese a las balaceras, retenes del crimen organizado y bloqueos carreteros, tratan de imponer su visión de una realidad que escapa a todas luces de la del resto.

Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad:

“Se trabaja con estrategia, con inteligencia y con acciones concretas para dar tiros de precisión a las estructuras criminales. Estamos en el camino correcto, en el que se considera cero impunidad y cero corrupción”.

Jalisco está no solamente por debajo de la media nacional, sino en el lugar 18 de todo el país como uno de los estados en los que más avances hay en materia de seguridad, según las cifras del sistema nacional de seguridad.

Y pese a todo lo anterior, y con la proyección de delitos no denunciados respecto a los que sí ocurrieron y llegaron a los registros de la Fiscalía de Jalisco, sólo entre enero y mayo de este año habría casi 60 mil personas que han vivido un delito y que estarán de acuerdo en que Jalisco, y muy particularmente Guadalajara, sí es una ciudad de crimen.

Investigación especial, UDGTV CANAL 44, Víctor Manuel Chávez Ogazón e Isaack de Loza.

Lee el especial completo:

Guadalajara, ciudad de crimen.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here