cuántos narcobloqueos han ocurridoen Jalisco
Fotografía: Ulises Ruiz Basurto - EFE
Guadalajara, Jalisco.

El evento de inseguridad del que dimos cuenta ayer no ha sido el último que se ha registrado en la Zona Metropolitana de Guadalajara. A lo largo de los últimos 11 años, nuestra ciudad ha sido escenario de al menos 6 intervenciones a las vías de comunicación en las que se han quemado autos, camiones, tiendas de conveniencia, bancos, e incluso uno de ellos cobró la vida de un bebé y de su madre.

A continuación, los detalles:

– 16 enero de 2011 –

La Carretera a Chapala fue cerrada a la circulación por individuos armados ligados al grupo “La Resistencia”. Los conductores de un tráiler doble semirremolque y de tres autos compactos fueron despojados de éstos y después las unidades fueron incendiadas hasta consumirse por completo. Ese día se detonaron tres granadas: una en el sitio donde ocurrió el bloqueo, otra en la casa de quien era director de la Policía de Chapala y una más en la base de la Policía de Guadalajara en la zona de Cruz del Sur.

– 1 de febrero de 2011 –

Al menos cinco bloqueos y la detonación de una granada de fragmentación en un módulo de Policía en Tonalá fue el saldo de una jornada de violencia que inició después de las 9 de la noche. Los puntos en donde ocurrieron los bloqueos fueron la Carretera a Chapala, Lázaro Cárdenas y Lorenzana, Colón y Ahuehuetes, las avenidas Vallarta y Central, en la Colonia Ciudad Granja; Las Fuentes y López Mateos. Estos hechos fueron ligados a la extradición del líder del grupo “La Resistencia”, Óscar “El Lobo” Valencia, vinculado con el extinto cártel del Milenio.

– 9 de marzo de 2012 –

Dieciséis bloqueos y 25 vehículos incendiados, así como 18 personas bajo arresto. Eso ocurrió durante un viernes de bloqueos que superó con creces los dos eventos anteriores.

Todo ocurrió derivado de un operativo militar en Zapopan. Particularmente en la colonia Lomas Altas, donde dos líderes del Cártel Jalisco Nueva Generación, quienes fueron identificados como Érick Valencia, o “El 85” y uno más quien sólo fue ubicado con el apodo de “Tony Montana”.

Junto con ellos, 14 adultos y dos menores de edad fueron retenidos. En esa ocasión ocurrió una balacera junto a una escuela porque los líderes del cártel se resistieron al arresto. Un helicóptero artillado tuvo que aterrizar en el patio del colegio, donde evidentemente se suspendieron las clases.

En esa ocasión hubo 16 bloqueos, y 11 de ellos fueron en la metrópoli. Dos personas murieron.

– 1 de mayo de 2015 –

Este día dio pie al inicio de la llamada “Operación Jalisco”, un intento de las Fuerzas Armadas por intervenir a la Entidad y dar con el líder del cártel Nueva Generación que terminó con una serie de bloqueos, un helicóptero artillado derribado y mucha paranoia y un sinnúmero de información falsa difundida en redes sociales.

La Comisión Nacional de Seguridad presumió que el operativo tenía como fin “desarticular al grupo criminal que actúa en la región y coadyuvar con el Gobierno de Jalisco para mejorar las condiciones de seguridad”. En su lugar, 39 puntos carreteros tanto en la Zona Metropolitana de Guadalajara como en las regiones de Jalisco fueron bloqueados por miembros del crimen organizado.

En esa, que fue la reacción más agresiva de la delincuencia contra el Estado de la que se tenga registro, se registraron cuatro enfrentamientos, siete personas murieron, 19 resultaron heridas y otras 19 fueron arrestadas, de acuerdo con las cifras oficiales. Sin embargo, los agresores también atacaron bancos, gasolineras y tiendas de conveniencia.

En esa ocasión se activó el llamado “Código Rojo” en Jalisco, y días después el entonces gobernador, Aristóteles Sandoval, aseguró en una visita que hizo a Cancún, Quintana Roo, que los hechos de violencia fueran “narcoterrorismo”. En su lugar los calificó como “actos vandálicos”, pese a que en esa ocasión los delincuentes incluso derribaron un helicóptero artillado del Gobierno federal en el municipio de Villa Purificación.

Violencia en Jalisco no fue ‘narcoterrorismo’: Aristóteles. | Una nota de El Informador

– 21 de mayo de 2018 –

Ya no era fiscal de Jalisco, sino secretario del Trabajo, pero en su regreso a la Entidad como funcionario de primer nivel, el también ex secretario de Seguridad, Luis Carlos Nájera, fue víctima de un atentado al encontrarse en un restaurante de la zona de Chapultepec. Sicarios intentaron matarlo, pero él advirtió que estaban cazándolo y reaccionó a tiempo, pues sólo recibió una herida en la mano.

Sin embargo, en su intento de escapar al atentado frustrado, los agresores provocaron al menos tres bloqueos y, en uno de ellos, quemaron un camión en los cruces de Las Torres y Mariano Otero, en el cual viajaban Elizabeth y su hijo, el bebé Tadeo, quienes no alcanzaron a bajar de la unidad y eventualmente fallecieron, además de un trabajador que fue alcanzado por una bala perdida. El hecho consternó a la sociedad jalisciense, que exigió un alto a la violencia.

– 9 de agosto de 2022 –

El evento más reciente ocurrió ayer, cuatro años después de que la delincuencia organizada se atrevió a provocar bloqueos y miedo en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Esta vez, Zapopan fue el municipio en donde se registraron los eventos, en hechos que hasta el momento son difusos, pero en donde al fin existen videograbaciones que nos permiten observar el modo de operar de la delincuencia organizada, que, si bien, no atentó esta vez contra la población, sí le quitó su patrimonio a una familia en donde viajaba un menor de edad y una seria crisis nerviosa a los pasajeros de las unidades que fueron vandalizadas para tratar de generar un distractor.

Así, suman al menos seis los eventos de alto impacto que han sacudido a la metrópoli, y sin contar los hechos que han registrado recientemente regiones importantes y con gran atractivo turístico, como lo son Puerto Vallarta y Mazamitla, por citar sólo dos ejemplos.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here